Archives

Calendar

June 2022
M T W T F S S
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Sharanagati

Collected words from talks of Swami Tirtha




Pregunta de Yadunath: Mi pregunta se refiere a la integridad. Me molesta el hecho que  al seguir el camino de la búsqueda y del desarrollo los humanos tienden a perder el equilibrio en el balance de la mayoría de sus cualidades. Confío en que más bien  preferimos .guardar y perfeccionar nuestras características angélicas y divinas…

Tirtha Maharaj: ¡Nuestras características angélicas!¡Esto sí me gusta!

Yadunath: A veces me doy cuenta que cuando dé el sol aparentamos ser buenos y felices. Pero al ponerse el sol ocurre que llegamos a perder el balance y ciertos  períodos resultan bastante desagradables. No quisiera que esto ocurra y confío en que la búsqueda y las practicas resultarán favorables  con tal que sean íntegras y puedan proyectarse en todos los aspectos. Por esto le pido que me proporciones algunas directivas ya que no quisiera ayudar a los demonios. Tampoco quisiera ver manifestaciones demoníacas en las personas que amo y aprecio.

Tirtha Maharaj: El oro se encuentra escondido en lo profundo. Esta en las entrañas de la tierra y hay que cavar en lo profundo. Algunas minas de oro según lo sepa se encuentran a miles de metros de la superficie. Y el oro por su parte queda escondido en el mineral. Dicen que en una tonelada de mineral apenas si hay un miligramo de oro.

A pesar de ello bajamos en lo hondo, llegando a las entrañas de la tierra, sacamos el mineral a la superficie. ¿Qué es lo que debemos hacer en primer lugar? Debemos destrozarlo – en trozos y en pequeños trocitos. Y luego, ¿qué pasa? Hay que colocar todo  en el fuego. ¿Y luego, qué? Toda la suciedad sale y se queda encima. Luego debéis quitar toda la suciedad y sólo después de todo esto obtenéis oro puro.

Este es el proceso. No hay que sorprenderse cuando, al tratar de curar la enfermedad, será necesario enfermarse aun más y que a la superficie saldrán y se manifestarán aun más síntomas y problemas. Por lo tanto, debe llegar la integridad, debe llegar la buena salud al final de todo.

Para mí, la pregunta me asombra en cierto modo porque a mi derredor no veo más que  cualidades angélicas, únicamente angélicas. Sí, son posibles de vez en cuando ciertos errores, pero hay que olvidarlos. Ellos vienen y se van y lo que queda, lo que permanece  es la dedicación, el aspecto divino. Si nos relacionamos con otramente a base de sus relativos aspectos y sus relativos fallos o defectos, nuestra visión no es perfecta. Siendo realistas, podemos decirle al ladrón que es ladrón pero en el mismo tiempo nos hace falta tener  la  visión superior, esencial que él es un alma de Dios. En cierto sentido siempre debemos  ser capaces  de delimitar el individuo y sus actos. El acto puede ser demoníaco, su conducta puede ser mala o de un pecador, pero la persona humana ¡jamás! Sea dicho de otro modo – hay que odiar el pecado y no al pecador.

Sin embargo, lo que dices del sol – del despuntar del alba y  del ocaso – se parece  de cierto modo a una película de horrores. Al ponerse el sol,  el señor del castillo se transforma en  un vampiro que busca a una pareja de jóvenes para chuparles la sangre hasta saciarse por completo. Al igual que los gatos – juegan con la rata para que su sangre se ponga más sabrosa y del mismo modo  el hombre-lobo  persigue  durante más largo  tiempo a la niña para espantarla aun más, pero…es tiempo perdido ya que despunta el alba y se le agotan las fuerzas. Si nos entregamos por completo a nuestras cualidades demoníacas  o de vampiros, si les dedicamos mayor tiempo – el sol despuntará tarde o temprano. Y antes de clavar los dientes en el cuello de la inocente niña, el primer rayo del sol tocará  vuestra  maldita naturaleza transformándola en ceniza.

“Udilo aruna… –  ¡los primeros rayos del sol están aquí! Se ha acabado la noche y lo que ella significa – oscuridad. Los primeros rayos del sol resplandecen a través de la oscuridad.

Tal vez se trate de una fase, de un grado de nuestra práctica espiritual, el momento cuando despuntan aspectos desconocidos  e insospechados.  No importa, debemos seguir en adelante y ellos se desvanecerán. Es la purificación  – todos sus errores saldrán a la superficie. Y os afrentaréis con vuestra propia personalidad  – tal y como es y está en realidad.  Y entonces por gracia divina se quitarán obstáculos y estorbos.

Y no debemos olvidar que los grandes de este mundo han pasado el test de prueba. Es el caso de Dios Jesús cuando ha venido el Diablo   ofreciéndole el mundo entero. O cuando  lo ha probado con la tentación: “Salta pues, ¿a gracia divina te atenderá.” O el caso de Dios Buda  – todos lis demonios lo atacaron cuando se dedicó a meditación.  Sí vienen las pruebas y nosotros debemos afrentarlas y en el mismo tiempo debemos esperar a que se manifieste u poder superior, a que se nos revele una realidad superior.

Había en su tiempo una película que mostraba este evento – cuando el Diablo va a citarse con Jesús en el desierto. Su capa negra era muy larga y tocaba el suelo y cuando Jesús la apartó la capa se puso muy corta. ¡Sí  que la fuerza del Maligno fue mutilada!

Podemos creer que nos conocemos bien pero en la mayoría de los casos es una ilusión. Por lo tanto hace falta llegar al nivel superior que es “jivera svarupa haya krishnera nitya-dasa krishnera tatastha-shakti bhedabheda-prakasha – el apecto original e inicial del alma divina es eterno servidor de Krishna, siendo energía intermedia, a la vez igual y diferente de con Dios.”[1]

Yadunath: Si volvemos a la metáfora con la mina de oro podríamos afirmar: “Debes concentrar tu mente en el oro, debes trabajar duro y  pon atención en no perder la mina entera en algún gran incendio.”

Tirtha Maharaj: ¿Quién es el oro? Vosotros sois el oro encubierto en el mineral – que es el ego falso. Alguien baja a la mina y te extrae a la superficie  donde te destroza, luego te quema echándote al fuego y entonces para terminar quita la suciedad. Y después se pone a crear maravillosas ofrendas con este oro en aras del Dios de oro.

Vosotros sois el oro. El error reside únicamente en el mineral, en el falso egoísmo.



[1] “Chaitanya-Charitamrita”- Madhya, 20.108



Leave a Reply