Sharanagati

Collected words from talks of Swami Tirtha




¿Qué es la libertad? Mientras estamos atolondrados por el efecto de la magia y de la ilusión, ideamos que libertad es lo que queremos hacer. Cualquier antojo que se me ocurra, enseguida nos echamos corriendo para realizarlo – en esto reside nuestra libertad individual. Resulta muy peligroso cuando actitud semejante se reúna  para combinarse con alguna doctrina filosófica Raga marga

¡Pero si tú te dedicas a servir únicamente al cuerpo! Es una equivocación profunda y total.  En el nombre de la devoción espontánea – es un error rudo. Por ello debemos aprender lo que es la verdadera libertad y al comparar la situación con el sol y la nube, realmente no tenemos noción real de libertad ya que nuestro concepto queda encubierto. La libertad tiene reglas determinadas y hay que seguirlas y en el caso contrario la libertad largamente esperada no se realizará. Así podremos afirmar que la libertad en cierto sentido resulta limitada. Las restricciones nos llevarán por lo tanto a otro nivel de libertad ilimitada e inabarcable.

Entonces, ¿qué libertad es ésta? ¿Acaso tenéis una definición de la libertad? ¿Qué es lo que se afirma de la libertad  modo más general en la filosofía y en las ciencias?

Es la libertad de elegir, el libre albedrío. Luego se hablará de libertad de obrar. Se hablará de libertad de la voluntad. En realidad no podemos hablar de verdadera libertad de los actos, puesto que en ello nos limitan tantas cosas distintas, no podemos comportarnos como nos de la gana, pero los humanos podemos por lo menos pensar y desear lo que quisiéramos. De toda probabilidad tal tipo libertad no llegará a realizarse pero a pesar de ello la libertad de desear y aspirar es mayor que la de obrar y actuar. Otros afirman  que la libertad es una necesidad reconocida.  Ello significa de nuevo limitación, expresada de tal modo que la gente llegue a decir: “¡Vaya!”Significa que algo es necesario, que es necesario realizarlo.

Con que nuestra libertad es relación recíproca. Nuestra libertad queda limitada dentro de las relaciones materiales. Sin embargo vemos que la libertad se nos está revelando a través de la relación divina. .

Por su estructura el ser humano se parece a una concha, existen distintas capas circulares  en su concepto de la libertad y de sus posibilidades. El menor de los círculos es el de sus aptitudes manifestadas  – lo ya adquirido. El siguiente mayor círculo es el de sus posibilidades. En realidad obramos en acuerdo con nuestras posibilidades. Siempre podríais hacer más de lo que ya estamos haciendo. El círculo siguiente consta de lo que llamaremos nuestros deberes. Ello significa que debemos obrar con insistencia para cumplir con nuestro deber. Entra tanto llegáis a descubrir el alcance de vuestras competencias – están por allí, entre nuestras  obligaciones y aptitudes. Pero  el mayor círculo es el de nuestra libertad. Esta libertad se alcanzaría por la gracia divina como un principio objetivo y por medio de nuestra devoción como aporte subjetivo.

Entonces, el menor círculo interior  consta de nuestras obras, de lo que estamos realizando del momento. El círculo mayor consta de lo que podíamos hacer y lo que podríamos alcanzar. En primer lugar están las obligaciones realizadas y cumplidas, en segundo lugar están las posibilidades. Creo que es evidente. Siempre podemos hacer más de lo que estamos haciendo.

Sin embargo, siendo unos perezosos, no lo hacemos, no realizamos todo lo que es posible cumplir. ¿Cómo podemos llamar esto? Las posibilidades – lo que podríamos hacer. En tercer lugar está el deber – lo que debemos hacer. Y por allí, entre estos dos elementos  debemos descubrir nuestro nivel de competencia. ¿Qué es lo que queda? Queda la libertad, el círculo más amplio y espacioso. Esta libertad la llamaremos de otro modo – es el llamamiento divino. Somos predestinados para una misión determinada. .

Para pasar de un nivel a otro, debemos aplicar celo, debemos hacer algún esfuerzo. Partiendo de las obras hacia las posibilidades debemos superar la pereza. Partiendo desde las posibilidades hacia el deber debemos ampliar nuestro concepto, debemos asumir mayor responsabilidad. Ya que al darnos cuenta de nuestro deber, ello significa que asumiremos mayor responsabilidad. ¿Y cómo realizaremos el salto desde el deber hacia la libertad?

Ello se realizará a través de la devoción dedicada.  Con que, en primer lugar es preciso superar la pereza, luego viene el intelecto – comprender y asumir responsabilidad y en tercer lugar el salto hacia la libertad, sea la devoción dedicada – podemos llamar todo eso un enfoque   emotivo.

La próxima vez, al llegar a estos tres lagos, podemos bañarnos en los tres, en el primero – para vencer la pereza, sat, para llegar a ser activos, en el segundo – para ampliar nuestra idiosincrasia, será un baño intelectual, chit, y en el tercer  haremos un lavado de nuestras emociones – para purificarnos de cualquier limitación, incluso del deber y llegar a la libertad – ananda. Sat – chit – ananda.

Considero que todo ello es evidente: sed activos, sabios y humildes. Así alcanzaréis la libertad. Por ello, si queremos comprender y definir las reglas de la libertad, aquí están: obrar con inteligencia y humildad.

Pregunta de Kripadham: ¿Corresponde todo eso a las tres guni de la naturaleza?

Tirtha Maharaj: Si os hace falta suficiente comprensión, es evidente que la falta de comprensión es una influencia tamásica. Naturalmente esto podría obstaculizar las actividades, aunque algunas veces los imbéciles son también  muy activos, lo que resulta más peligroso. Pero aquí, para pasar desde nuestra situación actual hacia nuestras posibilidades,  necesitaremos más chit. Por supuesto, durante todo el tiempo necesitamos más chit, así como sat – chit – ananda, los tres elementos participan durante todo el tiempo, en una etapa domina uno de ellos,  y en otra predominan otros. Podemos afirmar que para superar la ignorancia  necesitamos más chit. La pereza también está incluida en la ignorancia. Para descubrir la buena manera de actuar y comportarnos, necesitamos actos, pero actos sabios. Y para encontrar el buen camino fuera de las enmarañadas redes, necesitamos sativa purificada. Bueno, ¿no era ésta  la definición? La libertad es acción sabia y humilde.

Alguna gente está diciendo que de esta vida debemos extraer el máximo. Hablando de guni, ¿qué  tipo de enfoque es éste? Es  rajástico. Otros dicen: „ О, simplemente vamos a dormir un poco”, sea que están obrando plenamente debajo del nivel de sus posibilidades y ¿a qué tipo pertenece esa gente? Al tipo tamástico. ¿Y qué es lo que  queda en tal caso? Lo que queda es lo óptimo  que es sátvico. Al dedicar vuestras soluciones óptimas a Krishna, tal enfoque será el de la devoción, será shuddha-sattva. Siempre pues hay que buscar la óptima solución.

Kripadham: ¿Y dónde está la devoción en esta libertad?

Tirtha Maharaj: Bueno, me parece que “acción sabia y humilde” es sencillamente otro modo de decir “servicio dedicado en práctica”. No llegaría a apoyar la opinión que primero debemos alcanzar algo y luego llegaremos a ser bhakti. Puesto que algunos lo creen. Sin embargo, Shrila Shridhara Maharaj no  aprobaba, hasta rechazaba este modo de pensar.

Incluso en el punto de partida donde nos ubicamos ahora, vamos  a agregar a nuestras actividades .limitadas algo de devoción – para que éstas puedan transformarse de karma en karma-yoga. Al poseer cierta inteligencia, gyana, agregad pues algo de devoción y ella se tornará en gyana-yoga. Guardad vuestras emociones y sentimientos pero agregad a ellos algo de devoción y entonces de  bhakti se tornarán en  bhakti-yoga. Y al agregar algunas gotas de néctar a vuestra devoción de bhakti-yoga, ella llegará a ser prema, prema-bhakti.

Siempre estamos afirmando que hace falta pronunciar nuestras más profundas y entrañables plegarias para pasar a un nivel superior. En este momento estamos todavía en la esfera de las actividades limitadas pero si nuestra meta es alcanzar la libertad, si estamos meditando sobre esta libertad espiritual, devota y dedicada, será entonces una meta accesible y alcanzable. Por ello aspirad siempre en agregar una visión universal, sea que obramos por la eternidad, obramos para superar la muerte y el nacimiento y encontrar la salida de esta esfera material tan inmensa.

Entonces nos resultará fácil  sobreponernos en las pequeñas dificultades y vicisitudes que se  nos caen encima. Podríamos decir que la devoción dedicada es el camino positivo y progresista que lleva a la inmortalidad.



Leave a Reply