Archives

Calendar

June 2022
M T W T F S S
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Sharanagati

Collected words from talks of Swami Tirtha




(Conferencia de B.K.Tirtha Maharaj, el  26.02.2007, Sofía)
Hay tres fases del tiempo – pasado, presente y futuro. Aunque  hablemos de estas tres fases,  en efecto ellas no existen. ¿Acaso tenéis un pasado? No. El pasado ya no está aquí, por lo tanto no existe. El futuro no se ha manifestado y por esto tampoco existe. Está aquí de momento sólo el presente instante pero diciendo los vocablos  „el presente instante”, él ha desaparecido ya.  Siguiendo  este modo de pensar  podemos llegar a la conclusión que nada existe. De modo que no hay tiempo. ¿Y acaso hay tiempo?
Achintya bhedabheda tattva – sí y no en el mismo tiempo. El tiempo en el sentido absoluto no existe y sin embargo sentimos que hay tiempo, que el tiempo pasa. Mucha gente dice que el tiempo pasa mientras que el tiempo se ríe y mira cómo pasa la gente.
Debemos comprender que el tiempo es una energía del Dios Supremo y que en el nivel material esta energía se manifiesta como una energía restrictiva y terminante. El tiempo es aquel factor que asegura la secuencia de los eventos  que ocurren. El día de hoy es el futuro del pasado y el pasado del futuro.
Al entender el presente instante, habéis entendido tanto el pasado como el futuro. Teniendo el saber del presente instante, podréis entender qué es lo que se ha ido y qué es lo que debe venir. Debéis  aprovechar el tiempo de modo más correcto.
Y si aprovechamos el presente instante para alabar a Dios, entonces tendremos conocimiento tanto del pasado como del porvenir. Este debe ser pues nuestro empleo permanente.
.Existen distintos niveles en comprender lo que es el tiempo. A pesar de todo debe haber algo constante, algo permanente. El permanente empleo dedicado a servir a Krishna significa dedicación completa  combinada con libertad completa, ya que el empleo permanente lo vemos en distintas instituciones del mundo entero.  Por ejemplo,  al ingresar al cuartel tendréis asegurado un empleo a tiempo completo. En la cárcel también tendréis asegurado un empleo – a tiempo completo. O en el caso de estar al otro lado de las rejas de hierro – en la cárcel de maya, llamado„Libertad” –  entonces también  estaréis bien empleados y a tiempo completo. Estamos con empleo completo durante todo el tiempo. Sin embargo, un empleo habitual y el empleo que consiste en devoción, estos dos tipos de empleo son diferentes. Porque el empleo que aseguran las instituciones mencionadas arriba es un empleo forzado. Recibís una orden y es preciso ejecutarla. La ilusión es muy cobarde porque las órdenes se dan de tal manera que os sentís libres. Pensáis: „Soy libre de decidir si debo hacer esto o aquello”. En realidad nos empujan las fuerzas de la naturaleza y la magia de la ilusión. Por esto no es suficiente estar empleados forzosamente o por la fuerza de la magia. Debemos asumir el empleo por nuestro libre albedrío. Debemos decirle „sí” a Krishna. Y si el servicio nos ha sido impuesto por fuerza, nuestra meditación tendrá por objeto  de liberarnos de este empleo. Por lo tanto, si nosotros  estamos de acuerdo y si decimos: „Sí, ¡quiero hacerlo! Quiero estar aquí, quiero ayudar, decidme, ¿qué es lo que tengo que hacer?” y entonces, siendo gente razonable debemos cumplir con el compromiso. Uniendo el empleo a tiempo completo con la libertad completa. Esta es la mejor combinación en el servicio dedicado., en la devoción dedicada. En el pasado, en el presente y en el futuro – un empleo a tiempo completo –  dedicado a  los pensamientos, a  las obras y a  las palabras de Krishna.
En momentos de adversidad o en instantes de felicidad podéis gritar: “Jay Radhe Shyam!” La situación va a cambiar. El sufrimiento se alejará. Y la felicidad, ¿se alejará también? No. La felicidad va a crecer.
Decantando y ensalzando los santos nombres de Dios cualquier cosa desfavorable se desvanecerá. Mucha gente quiere cambiar el destino. Sabéis que el pasado queda  inscrito en la palma de su mano izquierda y el porvenir – en  la palma de la mano derecha. Pero si queréis cambiar el pasado y el porvenir, existe una recomendación: – simplemente dad palmadas durante el kirtan.  Entonces las líneas trazadas en las palmas de vuestras manos cambiarán  y cualquier cosa desfavorable se quitará.  . .
El empleo permanente dedicado al servicio a Dios – éste es  el objetivo del Bhakti Yoga. Se trata de empleo que no sea forzoso sino por libre albedrío y dedicación.
“Aquí estoy, puedes emplearme para servicio a Ti dedicado. La mahamantra Hare   Krishna  es como una invitación. Cuando debéis acoger a un invitado, prepararéis un hermoso panel, decoraréis la puerta de entrada y decís: „ ¡Bienvenido!” Viene el invitado y no le dais a beber  ni un vaso de agua. ¿Cómo se sentirá él en tal caso? Se dirá:   “Muy buena invitación pero, ¡qué  hospitalidad tan mala! Será mejor que me vaya. De veras, no soy  bienvenido ni deseado  por aquí.” Del mismo modo, decoráis vuestro corazón con el panel: “Hare Krishna Hare Krishna Krishna Krishna Hare Hare Hare Rama Hare Rama Rama Rama Hare Hare”,
Pero, al entrar Krishna en vuestro corazón, ¡¿no le hacéis caso ni con un servicio mínimo ?! Cuando El dice en  el „Gita”: “Dadme simplemente un poquito de agua, una fruta o alguna hoja  y Yo estaré contento”
Cuando invitamos a Dios que nos dé un empleo de servicio para El, debemos estar listos a adherir al servicio. Y no basta sólo con decirlo, debemos estar listos.  Si le entregamos a Krishna nuestro libre albedrío, y nuestra plena disposición: “Sí, yo quiero participar, ten cuidado conmigo,” El tendrá cuidado. Y no debéis olvidar que   tal dedicación desinteresada  está llena de felicidad. La prueba de ello no está solamente escrita en los libros, esta prueba se leerá en las caras de los devotos dedicados.
Una vez alguien había preguntado a un maestro: “¿Cómo ocurrió que el néctar de dulzura  del nombre santo llegó a ser amargura en mis labios?” Entonces el maestro respondió: “Тes que no ha sido el nombre santo”.
Si algo puede cambiar, si he adquirido experiencia alguna y si la he perdido después – entonces lo vivido no ha sido verdadero. Cuando algo comienza, cambia y se termina – esto según nuestro entendimiento es propio para la naturaleza material.
Sin embargo, las cosas espirituales son constantes, eternas, crecen sin cesar. De cuando en cuando debemos revalorizar  lo que hemos visto y lo que hemos alcanzado, debemos volver a retasar lo que hemos comprendido y debemos darnos cuenta hasta qué punto hemos logrado a dedicarnos a la devoción. Porque con diez por cientos de devoción no podéis alcanzar un resultado de  noventa  por cientos, ¿no es cierto? Krishna es mejor hombre de negocios. Pero por suerte podéis disponer de un dealer autorizado y éste dealer es Chaitanya Mahaprabhu.
Le pagáis tan sólo diez por cientos y recibís ciento y ocho por cientos de ganancia. Porque él es el distribuidor de la merced. De modo que os ruego: Por favor,  traed al templo   por lo menos diez por cientos  de devoción, ofrecedla en aras de Sus pies de loto. Seréis recompensados con  muchísimas veces más.


Comments are closed.