Sharanagati

Collected words from talks of Swami Tirtha




пранам

“¡Oh, Gurudev! Una sola gota de tu merced hará tu servidora más humilde que un tallo de hierba. Te ruego me ofrezcas a mí también fuerza suficiente para tolerar las adversidades y las dificultades y líbreme de cualquier aspiración de prestigio egotista.

¡Oh, señor y maestro mío, te ruego me bendigas con la habilidad de respetar correctamente a todos los seres vivos! Llegaré a tener la habilidad de cantar la gloria de los nombres santos en el más elevado éxtasis, siempre que pueda recibir tu merced y entonces se acabarán todos mis pecados.

Oh, señor y maestro mío, ¿cuándo este servidor tuyo recibirá de ti merced y bendición? Soy un hombre sencillo e ínfimo, sin posesión de fuerza ni entendimiento y por lo tanto te ruego me admitas entre tus aficionados servidores.

Sometiéndome a examen de mi persona, no llego a evaluarme debidamente y por esto necesito tanto tu merced. Si no puedes ser misericordioso para mí, sólo derramaré mis lágrimas sin poder mantenerme vivo para largo tiempo.”[1]

Kripa bindu diya, una gota de misericordia -¿qué es? ¡Una gota de la merced divina es como todo un océano de éxtasis divino! Ambas cosas están conectadas y puesto que guru es función divina, el principio guru siempre queda conectado con el manantial divino. Permanecemos conectados con el principio guru y guru posee grandes capacidades. Puede beber néctar de lo profundo. Nosotros tenemos pocas capacidades y por lo tanto podemos beber menos néctar. Guru tiene función de canalizar – parando la poderosa corriente de néctar para que no lleve consigo al discípulo y dando gota a gota el divino néctar.

Cuidando a un niño dándole medicación, ¿acaso le daréis el frasco entero? No, siempre le damos gota a gota del medicamento. De igual modo, una sola gota de la merced de Shri Guru podrá ofrecer plena perfección, plena liberación.

¡El mensaje suena prometedor! Debemos aspirar a recibir por lo menos unas gotitas de néctar y estas gotas nos harán más humildes. Con todo ello podéis daros cuenta que el proceso espiritual es no-material en absoluto. Todos los procesos materiales os enseñarán cómo llegar a ser más fuertes, más engreídos, más presuntuosos. Por lo tanto, aquí tenéis un proceso que nos enseñará cómo llegar a ser más humildes.

¿Es popular esta idea hoy en día? No del todo. A pesar de todo ello, todos estamos sentados aquí buscando algún tesoro auténtico. Mientras que el acceso al verdadero tesoro pasa por la humildad. No por la humillación sino por la humildad. ¿Dónde está la diferencia? Humillación significa que alguien quiere ejercer su fuerza sobre nosotros, mientras que humildad significa que me inclino, que reconozco la autoridad, que veo la diferencia entre mi posición y la del senior. La verdadera humildad significa comprender sus capacidades y competencia. La posición de senior y sumiso, podemos decir que es simplemente una pequeña diferencia en el grado de competencia. El alma, alma es y sin embargo la competencia es diferente. Humildad significa también obrar en acuerdo con su propio grado de competencia. Y no pasar más allá.

“¡Dame la fuerza, la capacidad de apreciar a todos como es debido! Oh, señor y maestro mío, ¿cuándo alcanzaré tu merced? Shakti-buddhi hina – No tengo la fuerza ni el saber pero te ruego me aceptes en medio de los que amas.”

Los que hayan llegado a recibir nueva identidad comienzan a crecer en la nueva vida. Antes vuestra vida estaba limitada, ahora irá desplegándose. La vida espiritual es como una nueva dimensión.

“Sometiéndome a examen de mi persona, no llego a evaluarme debidamente y por esto necesito tanto tu merced. Si no eres misericordioso conmigo…” – ésta es la acción, la ausencia de merced, ¿y cuál será la reacción? Lágrimas. Y también prana na rakhibo ara – “No puedo mantener mi prana (espíritu, vida) para largo tiempo. ” Es una plegaria por vida nueva. Una gota de la misericordia de nuestro maestro puede darnos esperanza por vida nueva.

No es una hipérbola poética, es la verdad. Por esta razón estamos adorando este principio, el guru principio, ya que es función divina. Guru es la luz que puede iluminar a otros y por esto somos tan benditos al haber recibido esta gota de misericordia.

[1] Canción de Thakur Bktivinoda



Leave a Reply