Sharanagati

Collected words from talks of Swami Tirtha




„ Ahora estoy confundido en lo que a mi deber se refiere y he perdido autocontrol a causa de mi avaricia que me está debilitando. En este estado de ánimo te ruego me digas con toda seguridad qué es lo mejor para mí. Ahora soy discípulo Tuyo y soy alma dedicada a Ti. Te lo ruego, dame instrucciones. .” [1]

Este es un verso muy célebre de “Shrimad Bhagavad-gita”.Lo llaman también shishya-shloka,  sea el verso del discípulo en el que siendo todavía discípulo,  Arjuna acepta a Krishna, a Dios como maestro  e instructor. Es el momento crucial de la historia  ya que antes de ello sus relaciones son diferentes – son relaciones sencillas entre amigos. Ahora Arjona reconoce todas sus imperfecciones. Ha venido el tiempo de la humildad. Y ese momento es indispensable para al alumno para que pueda aprender. Sin humildad práctica es imposible estudiar y aprender.

Todos nosotros estamos buscando los secretos del saber supremo. Si queremos alcanzarlos debemos practicar el primer requisito que es la humilde dedicación. En nuestros días el tema de la humildad no es muy popular  ya que ahora nos aprenden: puedes superarlo todo, eres una gran personalidad etc. Centenares de veces habéis oído historias parecidas. Por lo tanto es mejor poner atención en la correcta fuente de información, allí no resultaremos engañados. Toda esa propaganda en fin de cuentas nos va a embaucar. Cualquiera en este mundo tratará de decir: “Aquí está tu verdadero sitio. Haz lo que te diga y quedarás satisfecho y feliz.” Y estamos tratando de hacer lo debido, poniendo en la obra alma y corazón, incluso vendemos el lama – la satisfacción no viene. Por esto hay que encontrar el buen camino hacia el aprendizaje de la verdad  y  del arte de permanecer fieles a nosotros mismos. Al llegar al nivel espiritual, encontraremos el modo muy natural de ser humildes. Siendo almas divinas no somos por lo tanto el centro del universo. Lamento que mi mensaje no sea muy digestivo pero en realidad, no somos centro del universo. Con ello, inmediatamente después de darnos cuenta de nuestros límites – .después de vernos tan diminutos, de comprender que somos chispitas  en un panel de dibujo divino, sólo entonces tomaremos la posición de humilde inmovilidad.

No hay que olvidar que el servidor del rey vive en el palacio real. Ocupar un puesto de servicio humilde en un gran reino es en efecto buena modalidad de vivir. De igual modo, aceptar el servicio humilde en el gran reino de Dios, de Krishna, significa ser parte inseparable de Su corte real.

Por todas estas razones Arjuna, un guerrero, está listo a negarse de su prestigiosa posición. Es un príncipe. Es el mejor arquero en le mundo. ¡En realidad lo es! Y posee tantas cualidades preciosas. A pesar de todo ello está listo de abandonar el prestigioso puesto que ocupa, a negarse del respeto que le rinden y ¿qué es lo que dice?: “Estoy confundido, no sé lo que será mejor para mí.”

¿Y vosotros? Vosotros venís aquí, jóvenes y con aplomo vuestras narices se alzan hasta   los cielos… ¡Pensáis que lo sabéis todo! Siempre debéis estar listos a dejar el orgulloso aplomo. A bajar ojos y narices, a ser humildes ante la verdadera autoridad. Cuando os veáis enfrentados a Dios. Es verdad que Arjuna  ha conversado con el mismo  Dios. Parece fácil negarse del falso prestigio cuando te veas enfrentado a Dios. Sin embargo, es un ejemplo a seguir y  es un ejemplo de mucha utilidad. La verdadera autoridad puede ayudarnos en la búsqueda de nuestra propia identidad. Y en fin de cuentas Arjona dice: “Soy Tu discípulo, Tu dedicado servidor.” No son vanas palabras. El lo está pensando en realidad

.

¿Qué significa llegar a ser un dedicado y abnegado  servidor?  Significa que te niegas a tu espacio personal de egoísta. ¿Qué significa ser un humilde servidor? Significa que debes estar listo en cualquier momento que te llame tu señor. Significa no replicar: „Sí, pero…” Este no es ningún  dedicado ni abnegado  servidor. Es servidor sin buenas cualidades.

“Sí, Gurudev, pero mira…” No, un dedicado y abnegado  servidor estará dispuesto a serlo en cualquier momento. Sabéis que los Grandes nos ponen a prueba para ver si podemos enfrentarnos  a nosotros mismos. Podemos estar pensando: “Sí, yo soy dedicado y abnegado  servidor de mi maestro, con tal que no  exija nada de mí. Gurudev, eres tan grande que no hace falta  que me digas cualquier cosa.”

 

(Sigue continuación)



[1] “Bhagavad-gita” 2.7



Leave a Reply