Sharanagati

Collected words from talks of Swami Tirtha




fifth gear

Pregunta de Krishna Priya: ¿De qué depende la velocidad con la que uno va siguiendo el camino de  Bhakti  y cómo comprenderá cuánto más queda?

Manjari: Los niños siempre preguntan: “¿Cuánto más queda, cuánto más falta para volver a casa?”

Tirtha Maharaj: Determinar la velocidad: habrá que ponerse a la quinta velocidad.

¿Y qué es lo que la   determinará? El movimiento de la mano derecha – para pasar a la palanca de desembrague. Este gesto de pasar a mayor velocidad en nuestra aeronave espiritual se realiza con estos dos dedos (el pulgar y el medio). Se trata de una conexión muy poderosa, es algo como una mudra  y,  en especial,  al insertar   algo entre estos dos dedos. Ello llegará a  alzar la velocidad.

Hablando de un modo más general, la velocidad del progreso depende de numerosos factores. Tal vez uno tenga alma muy purificada y para él el progreso se alcanzará con menos obstáculos y muy rápidamente.  Otro puede ser muy decidido pero tal vez tenga una karma muy dura. Entonces el progreso se alcanzará un poco  más lentamente. Le faltará más tiempo para alcanzar los mismos éxitos.  Unos pueden adelantar con lentitud por deficiencia de buen sentido. Otros al contrario pueden ir en adelante con lentitud por exceso de buen sentido. Resultará pues muy difícil encontrar el mediano camino dorado.

Existen tres tipos de seres. Unos son testarudos, otros son fanáticos religiosos, los terceros son motivados por lo material. Los testarudos son muy decididos pero no pueden aceptar ningún tipo de aleccionamiento.  “¡Yo me lo sé, me los sé de sobras!” Bueno pues, si te lo sabes, ¡tienes que obrar! Los fanáticos religiosos son fanáticos en seguir su camino a ciegas. Es algo que se parece a la enfermedad del novicio.  Mientras que la gente motivada por lo material se plantea adquirir bienes aquí en esta tierra y no aspiran en metas divinas. Cuando en tu lista figure algo más que metas divinas, te será muy difícil adquirir rápidamente las metas divinas, ¿no es cierto?

En realidad tú preguntas si hay un camino directo. Desde el principio he dicho que no hay, no existe camino directo. Por lo tanto,  no hay que creer en todo lo que yo digo. ¡Hay un camino directo! ¡Habrá que recitar y cantar las mantras Hare Krishna!

Este sí que es un camino directo. Y  podéis averiguarlo – cuando vayáis siguiendo  estrictamente los principios de  Bhakti Yoga, ya veréis rápidamente el desarrollo.  Cuando dejéis de seguir estos principios, muy rápidamente volveréis al punto de salida. Por ejemplo, si antes habías sido un borracho perdido pero luego te habías puesto a seguir los principios de los Bhakti Yoga, podrás llegar a parecer a un ángel. Cuando dejes de obedecer a los principios de los Bhakti, volverás a ser borracho. Si has sido poeta – para dar una mejor versión – al ponerte a seguir   los principios de los Bhakti, llegarás a ser poeta espiritual. Y si dejas de seguir dichos principios volverás a ser un poeta ordinario.

Habrá que seguir estos principios – evitar lo malo, practicar lo bueno – ya llegaréis a sentir sin tardar un progreso notable, muy fuerte y rápido.

Por todo ello tratamos de dejar los laos hábitos de violencia, borrachera o adicción a intoxicantes, demasiada indulgencia para las actividades de las chacras bajas, el sexo – los juegos del azar, ¿no es cierto?  Habiendo llegado a realizar todo esto, ya sentiréis inmediatamente cómo se alzará  vuestro  standard de vida. Y si llegáis a agregar en la práctica  los cuatro pilares de la fe, el progreso llegará a ser muy significativo y sustancial.

Satyam, daya, tapa, shaucham  – debéis agregarlos en la práctica. Satyam – veracidad; daya – merced; tapa – algo de ascetismo o vida controlada; y shaucham – pureza. Son cuatro las  cosas que habrá que evitar y cuatro otras que habrá que alcanzar. Es muy simple. Y ya llegaréis a sentir inmediatamente un progreso muy rápido.

¿Y la segunda parte de tu pregunta? ¿Cuánto más queda por hacer? Se suele decir que será largo  el camino que debemos seguir para llegar a nuestro maestro espiritual, será más largo este camino que el camino debemos seguir para llegar desde el maestro hasta alcanzar a Krishna. Nos quedan o nos hacen falta sólo unas vidas más.

El camino directo consta  en cantar bhajans. Será igual a una alfombra mágica que os llevará a otro nivel de conciencia.  Y cada uno será bienvenido a este mágico periplo.



Leave a Reply