Sharanagati

Collected words from talks of Swami Tirtha




pada

Estamos debatiendo el Capítulo Diecisiete de la escritura “Bhagavad Gita” en que se describen los distintos tipos de fe. No obstante los impactos básicos de la naturaleza material, la gente sigue desarrollando la fe. Estos impactos naturales son la masa, la energía y la luz.

 “Yajante sattvika devan yaksa – raksamsi rajasah pretan bhuta – ganams canye yajante tamasa janah – La gente presa en la guna del Bien va a adorar a semidioses, la gente presa en la guna de pasión va a adorar a demonios y la gente presa en la guna de la ignorancia va a adorar fantasmas y espíritus errantes.”[1]

Podemos ver aquí los distintos objetivos de los distintos tipos de fe. Estas tres categorías de fe forman el nivel inferior, medio y de mejor cualidad. Los que se abandonan al impacto de energías inferiores, irán bajando abajo, los que estén dominados por un control mediano se quedarán en el mismo nivel y los que estén dominados por lo supremo, irán subiendo hacia arriba. Podéis encontrar vuestro objeto de fe según el tipo de impacto.

La primera categoría de gente es sattvika – es la gente que se abandona al impacto de sattva y esta gente va adorar a devas. ¿Qué significa deva? El sentido original viene “div” y significa “resplandeciente”. Así que deva es una persona que resplandece. La gente que pertenece a la luz va a adorar a los que también pertenecen a la luz – gente de la misma naturaleza. Por lo tanto la gente enérgica va a adorar a la clase media. .

Yamuna: ¿Los demonios?

Tirtha Maharaj: Los demonios, sí – ya que aquellos yakshas y rakshasas son cierto tipo de seres humanos que van desempeñando un papel específico. Los son cierto tipo de magos y los rakshasas son un tipo de carnívoros – caníbales. Sin embargo son cierto tipo de humanos. Los que se dejan abandonar al impacto de energías de nivel bajo van a adorar a fantasmas y a seres inferiores.

La cuestión es ¿cómo buscar y hallar el objeto de nuestra fe? En primer lugar tenemos objeto de nuestra fe y luego nos ponemos a adorarlo – eso queda evidente en el verso citado. Esta es la actitud básica. Solemos adorar y respetar a algo que nos supera. Ello significa que cuando estéis bajo el impacto de energías inferiores, os vais a dirigir a fantasmas que quedan en un nivel superior. Habitualmente no consideramos al fantasma como a un ser tan superior pero si estamos adorando a fantasmas, ello significa que nos consideramos inferiores en comparación con ellos. Cuando estemos adorando a semidioses significa que les consideramos como superiores. Y cuando estéis adorando a seres humanos, ello significa que vamos a elegir a algunos del mismo nivel que nosotros. El culto a las estrellas es de por sí de tipo rajasah. .Allí, en la “Gita” se le “adoración de gigantes ”. De nuestros días se llama “política” o mejor dicho “Hollywood” o “Bollywood” – ya que se está practicando lo mismo, adoración de seres humanos. Cambia sólo la manifestación cruda, la esencia permanece igual. Se trata del mismo método: la adoración. Adoración a nivel inferior, mediano y superior. Los mismos instrumentos utilizados por objetivos diferentes.

Por esto cuando elegimos el objeto de nuestra fe debemos hacer uso de nuestra mente. Si dedicamos nuestra fe a alguna tontería, cuando estemos muy convencidos en ella, cuando vayamos a invertir en nuestra fe algo verídico, algo divino, entonces todas las cualidades divinas pasarán sobre nosotros mismos. Puesto que las cualidades del objeto de adoración pasan sobre el devoto. De modo que cuando estemos adorando a demonios, llegaremos a adquirir un modo demoníaco de pensar. Cuando estemos adorando a otra gente, vamos a quedarnos en el mismo nivel. Cuando estemos adorando a Dios, entonces las cualidades y aptitudes divinas pasarán sobre nosotros.

Veamos algunos ejemplos. Estoy seguro que habéis visto a gente que ama mucho a sus mascotas perros. ¿Quién en este caso es el adorante? Es el propietario. ¿Y quién es objeto de adoración? El perro. Y ya se ve cómo las cualidades del perro pasan sobre su propietario. Hasta a veces la forma física de la cara humana se asemeja al objeto de adoración.

Un amigo nuestro bhakta ha encontrado a alguien en el tren y ha pensado: “¡Vaya, el fulano ese se parece a una gallina!” Poco después el fulano se puso a leer un periódico especializado en cría de menudos animalitos y pájaros – cómo se crían, cómo se venden. El modo de idear y el modo de adoración que tenéis tienen en realidad su impacto.

Si estáis adorando estrellas de cine – no llegaréis a ser estrella de cine pero sí podéis pagar millones de dólares para comprar un guante de la estrella. Podéis poneros a imitar todas las tonterías y estupideces que ellos están haciendo. Ya que todas aquellas dudosas cualidades de las estrellas pasarán sobre vosotros.

Por lo tanto, cuando estéis adorando al Dios Supremo, las cualidades divinas pasarán sobre los devotos. Al elegir bien el objeto de adoración – seres inferiores, ciertos seres humanos o la divinidad, recibiréis de sus cualidades – en respectivo resultado.

¿Habéis visto manifestación de cualidades divinas en una persona? Muy raras veces. Y la causa puede ser doble. Tal vez el objeto adorado no haya sido divino. Tal vez el proceso haya sido incorrecto. Por todo esto debemos poner mucha atención al elegir y definir bien el objeto, el objetivo y debemos precisar el método.



[1] Bhagavad Gita 17.4



Leave a Reply