Sharanagati

Collected words from talks of Swami Tirtha




умът

(Continúa la conferencia del pasado viernes)

 

Pregunta de Harilila: Si la emoción es función de la mente, ¿tiene acaso sus emociones el alma, quiero decir el alma real? ¿Son emociones espirituales u otra cosa?

Tirtha Maharaj: Buena cuestión. Solemos pensar a veces que ciertos objetos, ciertas cosas existen tan sólo en el nivel material. Como lo afirma Krishna en la Bhagavad Gita: bhumir apo ’nalo vayuh/ kham mano buddhir eva ca/ ahankara itiyam me/ bhinna prakrtir astadha“La Tierra, el agua, el fuego, el viento junto con la mente, el intelecto y el egoísmo son los ocho elementos que constituyen el mundo material.”[1]

Podréis creer pues que la mente es elemento constituyente de la vida humana y que ella no existe en el cielo espiritual. Por lo tanto ese tipo de cielo espiritual se parecerá al tarator sin pepinos – estará vacío. A falta de voluntad, de pensamientos, de emociones a esto se parecerá el mundo espiritual sin la mente y estos elementos son función de la mente. Siendo la mente tan sólo material, en ausencia de cielo espiritual – para mí ello resulta demasiado aburrido. ¿Acaso os gustara un tarator desnudo, sin pepinos? ¡No! A éste se le aplica otro nombre – ayrán.

Por esta razón pensamientos, emociones y voluntad deben existir, deben estar presentes también en la plataforma espiritual. Podríamos afirmar que allí está presente la mente espiritual. Esta mente espiritual pertenece al alma. Es reflejo del alma al igual que la consciencia es reflejo del alma, es característica del alma. Siempre que exista consciencia, estará presente el alma. Doquiera que esté vuestro deseo, allí estarán vuestros pensamientos, allí vais a meditar. Y doquiera estéis meditando, allí estará vuestra mente, doquiera esté vuestra mente, allí estarán vuestros actos, doquiera estén vuestros actos, allí estarán sus consecuencias. Por esta razón creo que sí existe mente espiritual que nos ayudará a conectarnos con el Supremo por medio de nuestras emociones, nos brindará la posibilidad de aplicar nuestro poder divino, nuestra fuerza de la voluntad y llegaremos a hacerlo del modo más oportuno para aprovechar nuestros pensamientos en la conexión con el Supremo. Esta mente es nuestro amigo.

Todo nos viene dado por Krishna, hasta el principio cósmico. La mente no queda limitada a los seres humanos – que estamos en posesión de mente individual – sino que existe también la mente del Universo, principio cósmico universal que se está manifestando por un aspecto especial de Krishna en el proceso de la Creación. Los .miembros de chatur-vyuha: Vasudeva, Sankarshana, Pradyumna y Aniruddha, todos ellos representan aquellos elementos cósmicos de mente cósmica, intelecto cósmico, egotismo cósmico y luego ellos están distribuidos a los seres humanos, a través de ellos y por medio de ellos. Entonces la mente existe en plataforma individual, existe también en plataforma cósmica y en plataforma divina.

¿Dónde está el poder de la voluntad de Krishna? ¿Dónde están sus pensamientos? ¿Y sus emociones, dónde están? No será un chico sin cerebro. Está repleto de la fuerza de la voluntad. Poniéndonos de acuerdo que el tiempo no es más que un parpadear del Supremo Krishna, no hay que olvidarlo. Está en posesión de capacidades sin límite, el más mínimo fragmento de la fuerza de Su voluntad es suficiente para la creación de todo un Universo sin límites. Mientras tanto, la mayor parte de Su fuerza de la voluntad va dirigida a un objetivo completamente diferente. A veces pensáis que los humanos estamos buscando a Dios. Otras veces, habiendo comprendido un poco mejor el aspecto misericordioso del Supremo, nos damos cuenta que Él nos está buscando.

En realidad Él está buscando tantas otras cosas. Su voluntad no se agota en el afán de aleccionarnos y guiarnos por el camino de la vuelta a la casa, la vuelta a Dios. Él quiere alcanzar otros tantos objetivos. Usa la fuerza de Su Voluntad para hacerlo.

¿Y Sus pensamientos? Se ha dicho: “De tal palo, tal astilla, el hijo es igual a su padre.” Si los seres humanos son hijos e hijas del Supremo, entonces estamos en posesión de las mismas o parecidas características. O tal vez podamos afirmar que Él tiene algo de nuestras características. Puesto que nuestros pensamientos van andando despistados por allí y por allá, por arriba y por abajo, parecidos a la tormenta, entonces Sus pensamientos también van andando despistados por allí y por allá, por arriba y por abajo. Estará pensando en algo. ¡Imaginad a Dios pensando en algo! Un verdadero secreto, un misterio. Debemos comprender – ¿en qué está pensando El? No puedo entrar en detalles pero creo que algunos entre los que están aquí imaginan en qué está pensando Krishna. ¿Qué es lo que pasa en la esfera material? Los chicos siempre están pensando en chicas y las chicas están pensando en chicos, ¿no es cierto? Esto ocurre en el mundo material pero también es reflejo de una realidad suprema. Es un reflejo algo tergiversado pero siempre es un reflejo. Y Krishna es un chico… y basta ya con Sus pensamientos.

Y Sus emociones y sentimientos, todo lo que siente Dios – ¡Ni podéis imaginarlos! Tiene algunos sentimientos vivos en Su corazón pero los que están viviendo en Su corazón son los devotos puros, los que a Él vayan brindando su amor puro. Nuestro Dios tiene mente. Ello significa que la mente existe también en el cielo espiritual y existe de un modo muy espiritual y místico.

 Pregunta: Quisiera preguntar ¿cómo el estado síquico tiene su impacto en la mente o en los sentidos?

Tirtha Maharaj: A veces estamos repletos de distintos tipos de temor. En la mayoría de los casos tememos sin razón alguna y por lo tanto nuestros pensamientos pueden crear el objeto de nuestro temor. De nuevo se trata de una función de la mente no controlada. Sin embargo, habiendo dirigido nuestra atención al Dios Supremo, ¿quedará alguna posibilidad de temor? No. Se ha dicho que no existe temor para los que se dediquen plenamente, para los que se encuentren plenamente protegidos por el Dios Supremo. “No debes temer” Lo ha dicho Krishna a Arjuna en la escritura Gita: “No debes temer. Te cuidaré. Te protegeré. Simplemente haz lo que yo mande y no temas. “Es cuestión de confianza. Con tal que tengáis confianza en las palabras de Dios, estaréis a salvo.

Por lo tanto la gente suele tener graves problemas causados por el estado síquico y resulta mayor el problema cuando confundan estado síquico con el estado espiritual. No son idénticos – son diferentes. No debemos mezclar la esfera síquica de nuestra vida – el nivel mental – con la esfera espiritual. Son dos niveles diferentes. Es algo sustancial, hay que recordarlo.

Volviendo al tema anterior: ésta es la verdadera búsqueda. Habiendo tenido la oportunidad de revelar la voluntad del Supremo, habiendo tenido la posibilidad de imaginar Sus pensamientos y emociones – ésta sí es la verdadera búsqueda mística. Y más vale no hablar demasiado de todo ello, sino saborear la vivencia espiritual. Debemos cantar y recitar todavía más mantras.

[1] Bhagavad Gita 7.4

[2] Tarator – sopa fría búlgara a base de yogurt y pepinos frescos

[3] Airán – bebida refrescante búlgara a base de yogurt alargado.



Leave a Reply