Sharanagati

Collected words from talks of Swami Tirtha




Ya habéis oído tantas veces el nombre de Krishna – Makanchor . Por lo tanto una vez cuando estábamos paseando por Ayodhya, la villa de Ramachandra de repente apareció un vendedor ambulante con un cesto cubierto y dentro se veía alguna cosa blanca que parecía nata batida. Ya sabéis que en India no es recomendable ir comiendo por las calles. Sin embargo, al darme cuenta de lo que era aquello en el cesto no pude detenerme ya que era makan. A uno se le ocurre enseguida: “О, ya están vendiendo makan por las calles. Nuestro Dios se mola por el makan , por consiguiente nosotros también debemos tomarlo.” Con que hemos comprado sin tardar una ración de makan para todos los bhakti y sólo entonces nos vino la idea de una cualidad divina. Divina porque el sabor era tan dulce y satisfactorio que debíamos reiterar el acto. Entonces llegué a darme cuenta porque Krishna se lo robaba. Es que ¡nunca resulta suficiente el makan, nunca llegarás a estar harto! Es tan delicioso y hechicero! Felizmente Sus energías son inagotables a pesar de que se lo apropie el mejor ladrón, aún que sea un ladrón divino. El puede recrear la abundancia de makan y puede seguir robándolo sin cesar.

¿Qué es lo que ocurre? En realidad el makan es manifestación de la energía divina. Resulta que Krishna viene robando su propia energía. Está jugando consigo. Crea el makan y luego lo roba. Esperad un rato, primero hay que pensar: ¿en qué consiste el makan? ¿Qué es lo que viene simbolizando? ¡O, se me olvidó deciros que se agrega azúcar! No es simplemente nata batida, además es dulce. Desde un punto de vista material la leche es un producto que proviene de la vaca. Por lo tanto podemos afirmar que la esencia de una vaca es la leche. Y la esencia de la leche es la mantequilla. Y la esencia de la mantequilla es el makan – esta esencia batida tan blanca y deliciosa.

Bueno pues, vosotros sois la vaca. La vida es vuestra leche. La dedicación es la azúcar y vuestro makan es el amor. Y precisamente es lo que Krishna quiere robaros – vuestro dulce amor, la única cosa que le interesa a El, nada menos ni nada más. Le podéis ofrecer… ¿qué cosa más? ¿Qué es lo que Le podéis ofrecer a Dios?

Alguien en la sala: Manzanas.

Tiirtha Maharj: ¿Qué cosa? ¿Manzanas? Buena idea pero en comparación con el makan no es nada. Podemos ofrecerLe las riquezas del mundo entero – ¡no es nada! Podéis ofrecer deliciosos manjares – por lo menos lo que consideréis como delicioso – pero en realidad El recibe en ofrendas raja-bhoga, son ofrendas reales de los planetas Vaikuntha. ¿Os será posible competir con ellos? Será posible sólo con ofrecerLe pequeña ración de makan. Edulcorándolo con vuestra dedicación. Es la única cosa que vuestro Dios está ansiando recibir de vosotros.

Por lo tanto, ¿qué es lo que significa el nombre Manchor? No es Makan-hari, sea “El que acepta mankan”, sino Makan-chor “El que lo roba”. ¿Por qué lo roba? Si yo estos listo a ofrecérselo a El? Ya sé que es uno de los mejores manjares y estoy listo a dárselo. Soy listo y he comprendido que el amor es la mayor fuerza vital. Estoy listo a ofrecerlo a Dios. Sin embargo, me he reservado una partícula. Cincuenta a cincuenta, le doy a El, pero me reservo algo para mí. ¡Seamos realistas! Si, por si a caso Dios no existiese, me quedaría con las manos vacías. Seamos realistas – algo para El y algo para mí. Pero entonces Mankanchor se siente irritado: “¿Qué? ¡¿Quieres burlarte de mí con los cincuenta por cientos?! Quiero que me des los otros cincuenta por cientos que pensabas reservarte. Además una multa de 8 por cientos como castigo. Con que en fin de cuentas te cobro ciento ocho por cientos.”.

Makanchor – El se llevará lo que pensabais guardar para vosotros mismos. Y ahora os invito a una confesión abierta y honrada. ¿Ya habéis robado algo? La mayoría de nosotros lo han probado. ¿Y qué felicidad habéis obtenido con ello? No era para tanto, ¿no es cierto? Especialmente al volver a mirar hacia atrás. Antes de hacerlo, habéis pensado: “О, será algo bueno para mí.,” Sin embargo hacerlo… ya es cosa distinta. Es la prueba que no ha sido algo divino. Imaginad a Dios obsedido de dudas: “О, Dios, ¡Yo he robado los corazones de mis devotos dedicados!” Dios se dice en sí mismo: „О, Dios, ¡¿quizás me haya equivocadoБоже?! No debería llevarme los corazones de Mis devotos dedicados. ¿Pero, y qué podía hacer? No estoy satisfecho con ofrendas votivas. Quiero recibir la esencia. Ya que estoy seguro de que los obedientes estén listos a ofrecerme todo. Por lo tanto hay desobedientes que quieren reservarse algo por su provecho. Quieren reservarse lo mejor. Y lo mejor lo quiero recibir yo. ¡Se me antoja tenerlo! No puedo tolerar a otros en el cuadro.”

No debéis guardar vuestro makan para vuestro propio provecho. Dádselo a El, compartidlo con los demás y entonces siempre estaréis avituallados sin restricción alguna. Este es el yoga del amor devoto, esto es ser bhakti.

Y es por esta razón que Krishna proclama en este verso: Yo estoy a la vez dentro y fuera de de todo. Yo soy Paramatma en vuestros corazones, soy la fuerza generadora del amor. Y Yo soy Krishna exterior, voy a gozar de vuestras ofrendas enamoradas…”

¿Cómo podemos ofrecerle a Krishna nuestro amor haciéndolo del mejor modo? Existen varias modalidades. Si Le llamamos por Su nombre: Hare Krishna Hare Krishna Krishna Krishna Hare Hare Hare Rama Hare Rama Rama Rama Hare Hare, El se quedará muy satisfecho. Vosotros también os quedaréis satisfechos. Primero hay que dar y luego recibiremos.

De esto nos habla el mencionado verso, de aquel gran misterio y de que Krishna está presente por doquier pero nosotros debemos poner atención en batir siempre más y mejor la nata, de agregar azúcar y de ofrecerle todo esto a El.

Pregunta de Kripdaham: Como ya lo sabemos, los gopis son almas sublimes, son los devotos más dedicados a Krishna. Ellos son los que más Le brindan su amor. Mi pregunta es: ¿Porqué Krishna roba su mantequilla? ¿Por qué no roba la mantequilla de Kamsa?

Brajeshvar: Es que la suya es amarga.

Tirtha Maharaj: Se le olvidó agregar azúcar.

Kripdaham: ¿ Significa esto que los gopis se han reservado algo de mantequilla?

Tirtha Maharaj: Es un problema del dominio de rasa, no podemos entrar en esto. Podemos enfocarlo como política espiritual. He oído que pronto vais a tener elecciones: vais a elegir entre los de derecha y los de izquierda. En realidad, semejante fracción existe también en medio de los grupos de gopis. Los de la derecha son siempre dóciles. Siempre diciendo „sí.” Los de la izquierda a veces dicen „no”… Pero no puedo adentrarme más en este tema. Todo ello significa que te reservas algo para tu propio provecho, algo que no ofrecerás dócil ni oficialmente pero significa también que quieres ofrecer más y con este motivo te lo reservas.



Leave a Reply