Sharanagati

Collected words from talks of Swami Tirtha




Debemos revelar un nivel en el que todos nos pongamos de acuerdo. Debemos encontrar algún plano, en el que todos lleguemos a reunirnos. Este Mundo está despedazado por nombres y formas. Por todo ello la  clave de la Unión  es ésta – nombre y forma. Al estar todos unidos en el Nombre santo y al estar todos en la Forma Divina, llegaremos a ser todos dichosos y  muy felices.

Durante las festividades la gente suele perder el control y suele pensar que esto es felicidad. No debemos por lo tanto vivir en eterna fiesta. Al cumplir con las prácticas espirituales, podemos perder el dominio sobre nosotros mismos, pero debemos llegar a un nivel espiritual muy  superior – cultivando satisfacción espiritual – nivel superior del que suelen adquirir los demás. Al ver lo que es felicidad para alguna persona, comprenderás la esencia de esta persona.

La felicidad adquiere formas distintas en acuerdo con gunas, en acuerdo también con el impacto de la naturaleza material. Lo que constituye felicidad en un nivel inferior en práctica es imposible a comprender en un nivel superior y viceversa. Si alguien tiene una visión simplista de la vida, para él será estremecimiento  la idea que alguna gente se esté reuniendo para celebrar y cantar los nombres de Dios y que para aquella gente  todo ello es manantial de felicidad espiritual – ¡Es algo impensable!

A pesar de todo ello, éste debería ser el nivel de la Unión – independientemente  de fe, religión, sexo o cualquier otro criterio. Al llamar a Dios por su nombre, al meditar y al adorar a Dios  a través de su nombre – esto  llegará a ser la mejor práctica universal

La invitación de Krishna está resonando. El mundo material también consta de vibraciones sonoras. El principio es el Sonido, el camino de vuelta también es el Sonido. ¿Cuál es la primera mantra  en “Shrimad-bhagavatam”? Es una especie de invocación  que está diciendo: om namo bhagavate vasudevaya. El primer sonido pues es Om. También  se dice esto en  el principio de  shloka, sea issatyam param dhimahi – “Meditemos sobre  satyam param, sobre la Verdad Absoluta.” ¿Y cuál es el último verso ensalzando el Nombre Divino? Dice que Kali Yuga está repleto de imperfecciones  pero que el Nombre Santo puede eliminar todos los errores. Podemos afirmar por consiguiente que estos dieciocho mil versos constituyen una relación recóndita. Esta es la invitación: Venid, uníos a nuestra meditación sobre la Verdad Absoluta. Y un consejo definitivo: ¡Cantad el Nombre Santo!



Leave a Reply