Sharanagati

Collected words from talks of Swami Tirtha




receiving water

Pregunta de Kripadham: Mi pregunta es: ¿la fe se encuentra en permanente crecimiento o va adelantando en olas? ¿Llega la fe a adquirir un crecimiento permanente o un nivel constante? ¿Va creciendo siempre o permanece estable?

Tirtha Maharaj: Y tú, ¿cómo lo sientes? Talvez tengamos vivencias y experiencias diferentes. En realidad hay dos…no, hay tres tipos de progreso. Uno es el de la tortuga y el otro es el de la liebre, mientras que el tercero es muy único, pues lo han inventado los materialistas y los economistas – este tercer tipo de progreso se llama „crecimiento negativo”. Asimismo, ellos llaman la crisis crecimiento negativo. Entonces, cuando vuestro propio presupuesto se encuentre en estado de „crecimiento negativo” habrá que preocuparse y alarmarse. Y cuando vuestra propia fe se encuentre en estado de ”crecimiento negativo”, en ello no habrá nada de satisfactorio.

 

Por lo general las cosas en el mundo van desarrollándose en dos modalidades – la de la tortuga y la de la liebre. En efecto, ¿cómo va adelantando la liebre? Haciendo grandes saltos. ¿Y la tortuga? Arrastrándose lentamente. De igual modo cierta gente, en acuerdo con su acondicionamiento o con su naturaleza va adelantando o creciendo con saltos. Necesitan desafíos para crecer. Y cuando a su derredor no haya nada para merecer la pena de luchar, esa gente se queda quieta en su casa. Otra gente siente otro tipo de impulso – es gente quieta y constante, adelantando con permanencia, es gente lenta pero estable. En fin de cuentas ambas actitudes resultan buenas. No podemos afirmar que una vale la pena y la otra no. A veces nos encontramos en situación de desafío, nuestra fe se desploma más o menos y luego vuelve a restablecerse. Otras veces la gente sigue progresando lenta pero constantemente. La mayoría de la gente suele obrar en base de desafíos o de instintos – y va a obrar siempre que tenga algún objetivo a adquirir. Conformándose sobre todo con factores exteriores. Muy poca gente será capaz de obrar por convicción interna, guiada por su propia motivación. La motivación interna es lo que se llama plataforma sannyas. La gente ya casada y con responsabilidades familiares necesita motivación exterior, lo que es algo bueno pues ayudará un crecimiento rápido. Dentro de unos cincuenta a sesenta años ya lo vais a comprender todo. Este es el tipo de la liebre.

Por esta razón es importante la motivación interior. No hay nadie que os respalde con látigo. Debemos pues hallar nuestra motivación interior y debemos hacerlo solos. ¿Y cuándo lo llegaremos a hacer? En los momentos de adversidad. En momentos cuando necesitéis misericordia, cuando os haga falta compasión, entonces llegaréis a hallarla. Siempre que tengáis sed hallaréis vuestra agua para calmarla. ¿Cuál era la segunda parte de tu pregunta acerca de la fe?

Kripadham: He preguntado si la fe iba creciendo siempre o si permanecía estable.

Tirtha Maharaj: Achintya. Infinitamente. Puesto que Krishna posee cualidades sin límites y siempre crecientes y puesto que la fe es el proceso que nos ayuda a acercarnos a Él, cuanto más os acerquéis tanto más llegaréis a comprender. Y no sólo llegaréis a comprender sino que el proceso mismo, la fe irá creciendo. Por lo tanto en este nivel superior aparecerá una nueva dimensión.

Habitualmente en este nivel material solemos vivir en las tres dimensiones además de la cuarta – el tiempo. En realidad, en los niveles superiores de la existencia aparecen dimensiones muy especiales. El tiempo no es más que transición – desde lo limitado podéis llegar a lo ilimitado por medio del tiempo. El tiempo visto desde el aspecto de límite – es la muerte. El tiempo como plataforma absoluta es la eternidad. De aquí en adelante siguen las dimensiones más finas y al final viene la dimensión suprema – la intensidad.

Ello significa que nuestra fe va creciendo permanentemente en intensidad ¿Cuál es en efecto la definición de la fe? La felicidad deriva del servicio. Con otras palabras la convicción se adquiere con el amor. La intensidad siempre va creciendo. Uno llegará a adquirir el estado de la fe pero una vez adquirido este nivel, dentro de él sigue creciendo la intensidad. Para decirlo de mejor modo, se trata de algo exponencial y en crecimiento permanente.



Leave a Reply