Sharanagati

Collected words from talks of Swami Tirtha




bright

Pregunta de Krishna Priya: Mi pregunta se refiere al proceso de transformación del carbón en diamante. Tengo un vago presentimiento que el proceso es doloroso. Calentamiento, presión, tallado – todo ello suena ser lleno de pena y dolor.

Tirtha Maharaj: Es cierto. Recientemente alguien preguntó: “Bueno, ya sabemos que debemos librarnos de este falso egoísmo pero ¿acaso no existe algún modo de hacerlo sin pena ni dolor?” En otras palabras, ¿puedes aplastar mi falso egoísmo con ternura?

Giridhari: Con anestesia

Tirtha Maharaj: Bueno, el proceso resulta doloroso para los con cabezas de madera pero es muy favorable para almas dedicadas. Puesto que al daros cuenta que estáis en el lodo hasta la coronilla ya estaréis listos a todo para sobrevivir. Además, ¡el camino es tan glorioso! Si debemos hacer menudos sacrificios, si debemos tolerar alguna que otra menuda pena – ¿qué será en comparación con las adquisiciones? La vida eterna, la plataforma sat-chit-ananda, la realización en el secreto científico del misterio amoroso – ¿cuánto nos costará una previa menuda pena por aquí o por allá? Vale la pena un insignificante sacrificio nuestro comparado a las adquisiciones.

Krishna Priya: Creo que en ciertos momentos uno no comprende qué es lo que está ocurriendo y por qué.

Tirtha Maharaj: Correcto.

Krishna Priya: Entonces, ¿cómo continuar sin perder el sentido?

Tirtha Maharaj: Bueno, a principios Arjuna también se sintió perplejo: “No sé lo que está ocurriendo. He perdido todo mi poder.” No hay que esperar pues que todo llegará a ser muy claro. En primer lugar será necesario algo de…

Yamuna: Kurukshetra.

Tirtha Maharaj: No… En primer lugar se necesita arriesgar un poco. La ganancia vendrá más tarde. La naturaleza del proceso es algo sattvic. Y las cosas materiales suelen parecer muy prometedoras a principios, muy dulces y en fin de cuentas resultan ser muy amargas. Las cosas espirituales suelen parecer muy amargas a principios: “Tengo que aceptar el riesgo, debo renunciar, debo transformarme de carbón en tal u otra cosa, tengo que llegar a ser otro…” Creo que ésta es la mejor versión: en los comienzos se muestra la realidad y más Adelante se van descubriendo horizontes elevados del final y todo ello es mejor en vez de dar dulces promesas en los comienzos y proponer un final muy amargo, ¿no es cierto?

Krishna Priya: Al plantear las cosas de este modo…

Tirtha Maharaj: No resulta ser tan malo, ¿no? Por esta razón hay que estar presente en las conferencias y entonces nuestra perpleja mente llegará a ser corregida.

Pregunta de Yadunath: Mi pregunta será como un regreso hacia aquel momento perfecto y sagrado de la iniciación. En el momento de la iniciación uno recibe dos cosas, por lo menos dos. Uno recibe vida y muerte. Y encuentra una nueva identidad. Uno es el mismo y es diferente a la vez. Mi pregunta es ¿cómo llegar a regresar constantemente hacia esta nueva identidad, este nuevo nacimiento? ¿Cómo lograr a redescubrirme de nuevo y de nuevo redescubriendo a Dios y al maestro espiritual?

Tirtha Maharaj: Pues, habrá que estar presente en las conferencias ya que entonces tu mente corrompida llegará a ser corregida. Y como ya es sabido, a las preguntas que comiencen con „¿ Cómo llegar a …” la respuesta será – habrá que cantar y recitar más mantras. Ello significa que si estás dudando, debes realizar prácticas espirituales y entonces llegarás a comprender.

Sin embargo, la iniciación es un momento muy sagrado. ¿Por qué? En este momento todos sois muy humildes, muy devotos y dedicados, estáis animados por un sentido muy divino. Ello significa que ya estáis muy cerca de vuestra identidad espiritual, la de sat-chit-ananda vigraha, almas eternas, sabias, benditas.

Giridhari: Gurudev, tengo una pregunta más. Usted ha dado un ejemplo muy poética con el carbón y el diamante. Me ha gustado mucho este ejemplo y frecuentemente estoy diciendo que las metas elevadas se adquieren pagando un precio elevado. Fiebre elevada, presión arterial elevada – respectivamente sufriendo. Por lo tanto, la esencia no llegará a transformarse – en ambos casos se trata de carbono. ¿Qué significa esto? En realidad, ¿llegará a cambiar el alma?

Tirtha Maharaj: Todo ello es misticismo. Cambiar y no cambiar a la vez. Es el misterio de la vida. Como acabo de decirlo, este misterio está enfrente, delante de vuestros ojos pero no lográis a verlo. Somos almas eternas pero no lo sabemos, lo hemos olvidado. La esencia nunca cambia, está escondida en lo profundo de la mina de hulla – la esencia es nuestra identidad espiritual. Debemos sacarla a la superficie. No hay cambio.

Tenemos por lo tanto una vieja amiga llamada ilusión y ello nos ayuda en olvidar nuestra eternal identidad. Por esta razón de vez en cuando debemos asociarnos con los santos que viven en acuerdo con su identidad espiritual. Ellos pueden hacernos recordar nuestro eterno deber.



Leave a Reply