Sharanagati

Collected words from talks of Swami Tirtha




хармония и хаос

(Continúa de la Conferencia anterior)

 Pregunta de Krishna Priya: Llego a ser testigo de ciertos eventos cueles y de todos sus detalles brutales, para apaciguar mi mente ya que todo ello me molesta mucho, ¿acaso debería simplemente aceptar que va obrando la ley de karma, verdad? ¿Y debería aceptar que por la voluntad de Krishna esta ley de karma va y sigue obrando de esta manera?

Tirtha Maharaj: Bueno, podemos decir que la ley de karma está funcionando bajo supervisión divina pero no podemos afirmar que cualquier sufrimiento de seres vivos viene determinado por la voluntad de Dios. De ningún modo. Ya lo sabéis, es un momento crítico para mucha gente: “Si Dios existiera y si Él fuese bueno, ¿por qué hay guerra? “, y también: “¿Por qué me he caído enfermo?” Mucha gente abandona sus prácticas religiosas y su pertenencia oficial a la iglesia motivándose con alguna guerra o con algún fallo en la plataforma material. Es un problema teológico muy difícil – el origen del pecado, el origen del sufrimiento. “Si Dios fuse bueno, ¿cómo podría asignarme sufrimientos?” Buena y acertada pregunta. ¿Y cuál será vuestra respuesta?

 Krishna Priya: No es Él que nos viene asignando sufrimientos sino que nosotros mismos se nos estamos causando.

Giridhari: Me refiero a la conferencia anterior y en mi opinión Dios está dispuesto de asignarnos sufrimientos con mucha facilidad, sintiéndose talvez en posición del buen padre que proporciona una píldora amarga a Su hijo puesto que el niño lo necesita. Como en el cuento del carbón y del diamante.

Tirtha Maharaj: Sí, luego de haber cumplido los cincuenta ya tenemos el permiso de tener tal opinión. Anteriormente necesitamos una versión más leve, más romántica. Es verdad – el sufrimiento no nos viene en directo de Dios puesto que nuestro Dios…Claro, Él también nos viene causando cierto dolor, pero es un dolor diferente, es dulce. Por lo tanto el mundo de la ilusión – acción – reacción – queda sometido a la ley “recibirás lo que has dado”.

¿Conocéis la teoría del caos? Esta teoría afirma: “acción mínima – resultados y consecuencias enormes”. A esto se le llama teoría del caos, claro, en un brevísimo resumen. Al hacer pues un mínimo error para comenzar, iremos recibiendo resultados siempre mayores que irán abarcándolo todo a continuación. La teoría del caos está obrando también en el nivel material pero en sentido positivo: “Con sólo muy pocas mantras – llegaréis a ser exclusivamente felices”. Con tan sólo un mínimo de esfuerzo espiritual – grandiosos resultados. Aquí abajo reina el caos – la ilusión, el gran caos – reflejo del original. Lo que queda visible del caos es magia divina. Aquí abajo está el pozo profundo y allá – lila, la esencia suprema.

En realidad el pecado, el sufrimiento, los errores, las torturas – todo ello se debe al aporte humano. Es la respuesta teológica de esta cuestión tan problemática. En cierto sentido nosotros somos co-creadores Para los seres humanos Nuestros Dios ha asignado derechos y responsabilidades. Por lo tanto si deseamos ejercer y gozar no sólo de derechos sin las responsabilidades, esto no puede ser – vendrán las consecuencias. Al ejercer nuestros derechos son Su supervisión y con Su acuerdo, no habrá problemas – no habrá consecuencias. Sin embargo, al dedicarnos sólo a gozar de los derechos sin las responsabilidades, ello será nuestra creación humana. Nosotros somos creadores de nuestros problemas – por ignorancia, por actitud rebelde. En realidad los húngaros son muy rebeldes. ¿Y los búlgaros?

Krishna Priya: Los búlgaros son muy rebeldes en discutir los problemas del transporte público. Nuestra rebeldía se limita en este nivel.

Tirtha Maharaj: No lo creo. Sois una nación de luchadores, sois buenos luchadores.

 



Leave a Reply