Sharanagati

Collected words from talks of Swami Tirtha




(Sigue continuación del texto anterior) 
“Luego de haber enseñado el verso le preguntó muy asombrado cómo Svarūpa Dāmodara podía comprender las intenciones de su mente.”[1]  En efecto Svarupa Damodara era el censor que revisaba todo lo que llegaba a Chaitanya Mahaprabhu. Prácticamente cualquier cosa pasaba por su inspección y él verificaba y comprobaba lo que podría convenir al gusto y al criterio de Mahaprabhu. ¿Por qué? Por la razón que Mahaprabhu. Era tan sensible que si alguna idea llegaba a El, sea un verso o mensaje que respondían a Sus propias emociones, inmediatamente se desmayaba.
Por lo tanto, si a El llegaba algo que no estaba al unísono con Sus emociones el desmayo alcanzaba doble fuerza. Por todo ello Svarūpa Dāmodara constituía un escudo protector para Mahaprabhu: “¡Sólo pasará a través de mí!” Como veis, en este caso el mensaje pudo llegar sin él. Y el efecto fue inmediato – Mahaprabhu cayó en éxtasis.
Ya sabéis que el éxtasis a veces se manifiesta como divina locura. En tales casos uno se comporta de modo muy inhabitual e inesperado, no es posible prever de antemano los actos y las actitudes que pueden venir a continuación. ¡Primero se pone a dar golpes y bofetadas a sus devotos y luego se pone a abrazarlos! ¡Muy inhabitual! Y por resta razón Svarūpa Dāmodara quería poner más quietud en la situación, suavizarla y simplificarla:”No hay que molestar al maestro.”
“Śrīla Svarūpa Dāmodara Gosvāmī respondió al Dios Caitanya Mahāprabhu que “Si Rūpa Gosvāmī había llegado a comprender Tus ideas e intenciones, ya alcanzaría Tus bendiciones especiales.” Replicó el Dios que ” Yo estaba tan satisfecho con Rūpa Gosvāmī que lo abracé y Le proporcioné todas las fuerzas necesarias para predicar el culto de bhakti.” [2] 
Así es que se manifiesta el éxtasis divina – por la ausencia de memoria. ¡El habla sólo del abrazo! No dice nada de la bofetada en la cara. Deberíamos saber por lo tanto que las bendiciones especiales se trasladaban con tocar la cara con la palma de la mano. Es como el caso de trasladar al enfermo la fuerza curativa por medio del contacto divino. Elo fue algo más secreto que el abrazo. Cualquiera podría comprender el sentido del abrazo, ¿no es cierto?
 “¡О, Dios es misericordioso!” ¿Pero y la bofetada en plena cara? Es una relación muy placentera con Dios. ¡Ojalá pudiéramos nosotros también llegar a alcanzarla!
“Admito que Śrīla Rūpa Gosvāmī es absolutamente inconveniente para llegar a comprender el sabor confidencial del servicio devoto y dedicado y me propongo a interpretárselo en la profundidad” Más s tarde voy a describir detalladamente todos los eventos. Ahora sólo he dado un breve resumen.” [3]
Por esto se dice que “Chaitanya Charitamrita” es el manual que aclara vida y devoción. Si queremos llegar a ser devotos dedicados, debemos seguir el modelo. Y por doquiera que encontremos esta lectura tan intensa, que inspira humo puro y divino, debemos precipitarnos a integrarnos. Y hay que poner todo nuestro celo y estar listos a ayudar y servir de modo que dicho humor divino pueda crecer en nosotros. Ya que ello queda escrito aquí (en “Chaitanya Charitamrita”) para que llegue a manifestarse en otras ocasiones también. Donde estén presentes semejante intensidad de emociones y semejante pureza de intenciones – por cierto se trata de algo divino.
Podéis afirmar : hace quinientos años todo ello ha sido algo fácil a realizar. No hay que usar esa excusa. Tenemos la plena posibilidad de vivir este tan puro estado de la conciencia.
Esto no es más que un pequeño párrafo de las amenidades de Caitanya Mahāprabhu pero de esta historia, aunque sea tan breve, ¡podemos extraer tanta bienaventuranza! Por esta razón os ruego que pongáis mucho celo para guardar la bienaventuranza en vuestros corazones y si alguna vez ocurre alguna que otra bofetada no hay que desanimarse ya que ésta es la bendición especial que os procurará poder y fuerzas.

1. “Chaitanya Charitamrita”, Madhya-lila, 1.71
2. “Chaitanya Charitamrita”, Madhya-lila, 1.72-73
3. “Chaitanya Charitamrita”, Madhya-lila, 1.74-75


Leave a Reply