Sharanagati

Collected words from talks of Swami Tirtha




chanting

¿Qué cosa es la maha-mantra? En realidad, la maha-mantra depende del nivel de toma de conciencia. Podéis pensar: “Es como quien dice una mantra Védica por la que se adquiere mi perfección.” O talvez: “Por la que vamos a librarnos de las cadenas de la karma.” Más tarde, por ejemplo, al haber visto y oído cantando a un buen vaishnava, podréis llegar a comprender: “Eh, espera un minuto, aquí hay algo más que un proceso, no se trata sólo de mí.” El buen hombre se estremece, en él se manifiesta cierto éxtasis. Debemos darnos cuenta pues que existe algún significado recóndito de la mantra.

Entonces, cuando os adentréis en interpretaciones esotéricas de la maha-mantra, llegaréis a comprender que ésta se asemeja a los ocho versos de Mahaprabhu, en los que Él dice: “Cheto darpana marjanam – purifica tu corazón.”[1] Simplemente las diferentes pares del Nombre Santo van siguiendo paso a paso aquellos versos de Mahaprabhu.

Por lo tanto con esto no se finalizan las interpretaciones secretas. Si os ponéis a investigar las visiones de otros acharyas como Bhaktivinoda Thakura, entonces vais a comprender que estos ocho pares de Nombres Santos constituyen un proceso paso a paso de la ashta-kalya-lila o sea las amenidades que se desarrollan ocho veces al día. Todo ello significa que al cantar o recitar las rondas de mantras vosotros llegaréis a uniros día y noche a las actividades de Radha y Krishna.

Sin embargo, al examinar la interpretación de Gopal Guru Goswami, ya comprenderéis otros secretos más. En definitiva, no deberíais tocar siquiera las interpretaciones de Shrila Raghunath das Goswami, ya que en ellas se aborda algo que es demasiado superior.

No puedo seguir explicando la maha-mantra, puesto no se trata solo de buscar sino también de hallar.

¿Y por qué nuestra japa-mala es una sencilla circunferencia? ¿Por qué no es una línea? En realidad, esto es la rasa-danza. Entonces… ¡¿Qué puedo decir más sobre el modo de cantar o recitar mantras!? ¡Siempre que lleguéis a tocar vuestra mala, será como si pasara un relámpago fulgurante entre vuestros dedos! Por lo tanto el encuentro con un relámpago fulgurante es una vivencia muy poderosa. Y si la revelación llega con igual velocidad podemos quemarnos un poco. Por esta razón necesitamos protección, ¿no? ¿Y qué es la protección?

Paramananda: ¡Maha-mantra!

Tirtha Maharaj: No, maha-mantra es el relámpago fulgurante. ¿Pero cómo protegernos del poder da la maha-mantra?

Alguien: El maestro espiritual, Gurudev.

Tirtha Maharaj: Mahaprabhu, debemos comenzar con Mahaprabhu.

Alguien: Jay shri krishna chaitanya prabhu nityananda…

Tirtha Maharaj: Sí, hace falta una mantra de protección antes de entrar en el depósito de energías. Pero esa mantra de protección también es muy poderosa y por esto necesitamos pro-protección. En práctica será el maestro espiritual. Por desgracia, el guru también pesa mucho. Entonces, ¿cómo protegernos del maestro espiritual? En fin de cuentas vamos a valernos del principio vaishnava ya que los vaishnavas son suficientemente suaves para tolerarnos.

Espero que ya lo comprendéis: la penetración en lo sacrosanto de la mantra es un proceso paulatino. Si queremos pasarnos de los vaishnavas, si queremos pasarnos del maestro

espiritual, si queremos pasarnos de principios divinos o de personalidades divinas, no podremos llegar al sacrosanto de la mantra.

Por todo ello no hay que sorprenderse del leve escalofrío eléctrico siempre que toquéis vuestra japa. También dice Krishna: “Entre los diferentes tipos de meditación Yo soy japa.”[2] Así que, ¡es Él! Es Él…



[1] Shikshashtaka 1

[2] Bhagavad Gita 10.25



Leave a Reply