Sharanagati

Collected words from talks of Swami Tirtha




(Continuación de la Conferencia anterior) 

“Mach-chitta mad-gata-prana/ bodhayantah parasparam/ kathаyantash cha mam nityam/ tushyanti cha ramanti cha – Mis devotos dedicados piensan en Mí con permanencia y su vida queda dedicada completamente a servicio en Mis aras de lo que ellos sienten gran gozo y beatitud al aleccionarse unos con otros y al conversar de Mí.”[1]

En realidad en este texto Krishna habla de dos categorías de devotos: Aquellos que aleccionan y educan a los demás, los bodhayantah, y que por ello se sentirán completos y satisfechos – tushyanti. ¿Acaso es suficiente? Por lo tanto, los “que Me están glorificando, los  kathayantah ellos serán felices y dichosos – ramanti.” Bodhayantah  se sitúa en el grado de los sadhana-bhakti.  Este es el nivel de madhyama-adhikari – yo estoy enseñando, aleccionando y explicando. Es el nivel de delimitación: yo soy superior, os estoy superando. ¿Qué es lo que podría resultar de semejante actitud? Resultaría una satisfacción insignificante, algo como un cierto estado de satisfacción cualquiera – tushti y entonces,¿dónde está la felicidad en todo ello?

Rama Devi es la Diosa de la felicidad, de modo que ramanti queda debajo de Su control. ¡No podéis aleccionar a otros trayéndoles  lucidez, podéis únicamente ensalzar  y alabar a Dios! Es un enfoque completamente distinto. Los que glorifican a Dios Supremo alcanzarán beatitud espiritual.

Ramanti es en realidad un vocablo sofisticado. Rama Devi es la Diosa de la beatitud, de la felicidad – su otro nombre es Shrimati Radharany. Asimismo rama quiere decir  “felicidad”. Mientras que “anti” al igual que “ante”, sea el fin de alguna cosa – como el caso de Veda – Vedanta. El sentido de Vedanta es en efecto “en el fin de Veda”. De modo que el vocablo ramanti, ramante podría señalar que os encontráis en el estado de suprema felicidad., que podréis llegar a alcanzar la suprema satisfacción y la suprema beatitud. Bueno, ¿ya alcanzáis a percibir la diferencia entre tushti y rama? Esta diferencia es enorme. Al practicar bhakti  a nivel elemental – sadhana –bhakti,  – podréis alcanzar tushti, podréis alcanzar satisfacción. Por lo tanto, habiendo llegado al nivel superior en lo de bhakti, al poneros a glorificar al Dios Supremo, entonces sí que podréis alcanzar beatitud espiritual.

            En un solo verso tan breve quedan plasmados los grados del progresivo adelanto espiritual. Hablando de tonterías, claro que no quedarás satisfecho. Hablando de temas espirituales podrías alcanzar satisfacción. Y al ponerte a glorificar a Krishna,¿cuál será el resultado? Resultará primero que ya no podrás seguir hablando. Se te cortará la voz. Esta es la verdadera glorificación. Mientras estés capaz de hablar, sólo estarás garrapateando por la superficie. Sin embargo, cuando tu voz no se te atragante en la garganta como le pasó esto a Mahaprabhu mientras estaba en éxtasis…

            El solía glorificar a Dios Jagannath, – maravillosa y enamorada forma de Krishna. Cuando no podía dominarse, El simplemente se desmayaba perdiendo conocimiento por el éxtasis y apenas si balbuceaba. Entonces, en vez de „Jagannath,”, solamente lograba a murmurar: „Ja-ja-ga-ga-du-du…” Es cosa auténtica. Mientras seáis capaces de decir en una conferencia elocuentemente vuestro discurso, alcanzaréis en máximo tushti. Y alcanzaréis a sentir alguna satisfacción ya que a cada uno le gusta escuchar su propia voz. Por lo tanto, cuando seáis incapaces de hablar más , eso ya es ramanti. Es felicidad para los oyentes. Y aquí ya ponemos un punto.

Es que la auténtica glorificación no puede expresarse con palabras. En este verso se os da la posibilidad de saber cómo hay que expresarse cuando faltan palabras. ¿Qué es lo que se dice en la primera frase? Se dice chitta y prana. Chitta, la conciencia está morando en el corazón. Mientras que prana es el aliento. De modo que cuando se os pierden las palabras, vuestro pulso y vuestro aliento acabarán por relatar la historia. En fin de cuentas, éstos son los ritmos del cuerpo humano – el palpitar del corazón y la respiración. Cuando las palabras resulten sin fuerzas, hablarán vuestro corazón y vuestra prana.

Pregunta de Yamuna:  Maharaj, he leído comentarios  que en realidad en dicho verso Krishna habla en dos niveles. Suena como si El hablara del futuro, como si desease que algo llegue a ocurrir pero en realidad, habla del pasado. Aquí El habla de gopis.¿Podría comentarlo, por favor?

Tirtha Maharaj: Creo haber expresado ya mi opinión: tushti  se refiere a los practicantes del nivel inicial, mientras que ramanti   se refiere a los practicantes  de niveles más elevados. Tushti  puede alcanzarse en rasas iniciales, mientras que ramanti se revelará en madhurya-rasa.

Hare Krishna Hare Krishna Krishna Krishna Hare Hare/ Hare Rama Hare Rama Rama Rama Hare Hare

Habiendo comenzado a cantar como es debido estos nombres, podrá comenzar la realización de algún cambio muy fino y delicado en vuestra vida. La purificación se realizará por sí misma. Cuanto más se esté practicando y cuando se esté practicando con más profundidad los resultados vendrán en mayor cantidad y el sabor será más delicioso. Por esto aquí figura el vocablo nityam – ¡siempre! Mientras esté palpitando el corazón y mientras se sigue respirando, durante todo el tiempo, siempre.

Yamuna: ¿ Y después? Cuando deje de palpitar el corazón y cuando quede cortado el aliento?

Tirtha Maharaj: Es un concepto erróneo de creer que el devoto dedicado se muere.

 



[1] “Bhagavad-gita” 10.9



Leave a Reply