Archives

Calendar

January 2020
M T W T F S S
« Dec    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Sharanagati

Collected words from talks of Swami Tirtha




roses

(Conferencia matutina de Swami Tirtha, mayo 2013, Sofía )
 
Pregunta de Mahabhava: Todos sabemos que en este mundo material el amor por Krishna está presente en reflejo despedazado; a pesar de ello para mí – hablando de mí mismo – el amor por Krishna es algo abstracto. Tratando de compararlo con las relaciones humanas, siento este amor muy lejano puesto que no puedo sentarme junto a Él en la mesa, no podemos pasear juntos, no podemos discutir charlando.
Swami Tirtha: Estoy algo sorprendido, pero sigue.
Mahabhava: No es que espero que El venga en un segundo. Por lo tanto, aun encerrado y cantando mantras día y noche, cuando venga la noche te sientas a cenar en soledad. No puedes llegar a comunicar con El cara a cara. Por lo menos yo no lo puedo. Es algo muy insatisfactorio puesto que ya sabemos que debemos controlar nuestros sentidos pero no llegamos a percibir por lo tanto la plenitud de la comunicación con Krishna.
Swami Tirtha: Que hacer?
Mahabhava: Esta es mi pregunta.
Swami Tirtha: Una triste historia. Todos estamos en la escuela del Amor Divino. Unos en la clase de primaria, otros en clases de adelantados. Otros a su vez están ensenando en esta misma escuela. Todo depende del grado de elevación de la consciencia. Se ha mencionado en el libro que ahora estamos leyendo: “Dios mío! Mi consciencia está muy abajo! Me estoy enfocando en tantas cosas insignificantes.”[1] Con tal que lleguemos a elevar la visión, la teoría se tornaría en algo muy práctico para nosotros. Dios teórico. La verdad llegaría ser el pan nuestro.
Entonces, aquí viene una solución del problema – debemos ir acercándonos a la realidad de Krishna. A veces esperamos a que El venga en instantes de intensa meditación, cuando nos sentimos buenos devotos, buenos bhakta. Hace poco he dicho en media broma que estáis esperando y esperando y El no viene. Pueden ocurrir dificultades y caídas y exactamente en aquel momento llegaríais a sentir la mano tendida del Dios, el consuelo de Krishna. Puesto que El es un listo. Viene inesperadamente., en instantes cuando ya no Le esperáis. ‘Hoy lo tengo todo muy bien preparado, en acuerdo con lo que se espera, con lo que se escribe y prescribe en libros y Escrituras. Ahora si, soy un buen bhakta. ’ Estas esperando, sigues esperando pero El no viene.
Una vez el único en aquel entonces brahmachari en el ashram estaba trabajando en el jardín de rosas. Cada día regresaba llevando la camisa repleta de rosas. Las mangas y el gran vientre repletos de rosas. Estábamos esperando a Gurudev. Solo una vez en la vida teníamos la posibilidad de disponer trescientos o más capullos de rosas. Podíamos hacer una guirnalda tan larga que se arrastraba por el suelo. Esperábamos pues la llegada de Gururev. Y que es lo que ocurrio? Por supuesto iba a venir cuando no teníamos ni un pétalo de flor. Cuando no estamos listos a acogerlo. No solo que no teníamos flores, tampoco teníamos hboga en el ashram, ni dinero en los bolsillos. Gurú viene en el momento cuando no lo esperas. Cuando no has arreglado todo debidamente. Otras veces cuando venía gurú, no sé cómo siempre había halva para el prasadam. Preparábamos halva una vez al año, sin por lo tanto estar seguros en su llegada. Nos reganaría: “Ah, halva otra vez! Podéis explicármelo?” “No, Gurudev! Es solo una vez al ano!!” 
Cuando los Buenos servidores de Krishna vienen inesperadamente, no podemos esperar que su principal Soberano vendría cuando se Le esperaba. Los servidores aprenden de El cómo deberían seguir.
En realidad tienes razón, para la mayoría de nosotros el amor por Dios es algo teórico. Puesto que Krishna manda a los santos sadhus para que vengan cerca de nosotros. Por ellos podemos aprender algo del servicio práctico puesto que amor es igual a servicio. Bhakti es algo práctico, puesto que si no podemos server directamente a Dios, Él nos envía Sus devotos dedicados a los que podemos brindar servicio directo. Con ellos podemos comer juntos, cantar juntos, podemos jugar al football.
.Por lo tanto lo que dices es correcto, puesto que para muchos entre nosotros el amor por Dios es teórico. Una vez Gurudev nos ha invitado a jugar al total. Yo estaba en el equipo opuesto y por supuesto esperaba que Gurudev no se sentiría ultrajado ya que no estaba muy bueno en el football. Por suerte yo tampoco soy buen jugador. A pesar de ello nuestro equipo era mucho mejor. Deberiamos vencer en acuerdo con nuestras previsiones. Pero como puedes ganar contra el guru! Nos sentíamos muy molestos y entonces se nos ocurrió la solución: nos hemos dejado por vencidos.
Pero por ejemplo, Gurudev era muy buen jugador de ajedrez. A veces gurú está listo a mostrar su aspecto humano; sin embargo, no olvidéis quien es El. Depende de nosotros. Cuadro el discípulo es elevado, está listo a participar en la danza, siempre que este invitado por el maestro. Por lo tanto, el discípulo no debe olvidar quien ha iniciado la danza. 
 
(sigue continuación)
 
1. La escalera de oro, Capitolo.1 Ver más allá de la percepción de los sentidos, por Shrila Shridhar Maharaj

 



Leave a Reply