Archives

Calendar

September 2022
M T W T F S S
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  



Archive for September 7th, 2022

(Conferencia matutina de Swami Tirtha, el 08.05.2017, Rila)

Hoy seguiremos leyendo para terminar la historia, puesto que estamos en un momento muy conmovedor. Capitulo Nueve del Canto Quinto de „Shrimad Bhagavanam”, „El genio elevado de Djada Bharata”.

Shukadeva Goswami prosiguió: : „Mi querido rey, luego de haber abandonado su cuerpo de gamo, Bharata Maharj  reancio reencarnado en una pura familia de bramines.  Habia un bramin que pertenecia a la dinastía Anguira y poseyendo todas las características de bramines. Llegaba  dominar su mente y sus sentidos, había estudiado las Escrituras vedicas y la literatura. Era perito en distribuir limosnas, estaba siempre satisfecho, sabio, muy noble, y no era envidioso. Era concienzudo y se dedicaba  a devoto servicio  a Dios. Siempre permanecia en trance.  De su primera esposa tenia nueve hijos tan calificados como el padre, y su segunda esposa dio a luz a gemelos  – hermano y hermana, de los que del macho se decía que había sido el mas elevado devoto y el mas poderoso entre los reyes, Bharata Maharj. Sigue la historia de la reencarnación, luego de haber abandonado el cuerpo de gamo и нез.”[1]

Un vistazo en las características de los bramines: dominio y auto control, estudios, conocimientos, beneficencia, satisfacción, actos nobles, sabiduría, ausencia de envidia. Esta es la lista si aspiráis a calificaros. Hay tantas cualidades que podríais   adquirir. Algunos nace con dichas características; otros las adquieren a continuación, y algunos nunca logran a adquirirlas. Estos últimos serian candidatos a ir siguiendo el camino de la misericordia.

Por ende, luego de haber vivido como animal, Bharata Maharj había vuelto al mundo de los humanos..

Puesto qu gozaba del don especial de la Divina Misericordia, Bharata Maharavj podía asimismo recordar eventos de sus propias vida anteriores. Aun en  cuerpo de brahmana, seguía tener miedo de parientes y prójimos que no eran  devotos dedicados. Siempre estaba vigilando sus comunicaciones para no volver a hundirse. Por esta razón se comportaba con la gente como si hubiera perdido la razón – estúpido, ciego, sordo – para que nadie se pusiera a hablarle. De esta manera llegaba a prevenir   perniciosos contactos. En su interior permanecia pensando en los pies de loto del Supremo y continuaba  glorificando al Supremo, en lo que constaba  la salvación de los humanos de las cadenas de las obras de utilidad. E tal modo se había librado de ataques ue podría provenir de asocacion con los no devotos..”[2]

Es un comportamiento muy extraño – provenir de familia de bramines y comportarse como un estúpido. Exteriormente se comportaba como estúpido pero en su interior  seguía siendo devoto dedicado. Mirando mi propio comportamiento, trato de presentarme  al exterior como persona inteligente pero en el interior me hace falta dedicación. Quien  es mayor tonto o estúpido – Bharata Maharj o nosotros?

En practica siempre hay diferencia o discrepancia entre la realidad interior que llevamos y la realidad exterior que mostramos. El Maharj lo recordaba siempre, estaba conciente de los fallos y errores y lograba a mantener su nivel de conciencia. De igual modo debemos desarrollar en el corazón nuestra convicción. A la luz de la conviccion  nvariable podríamos seguir viviendo y hace lo necesario.

En las rasa-mantras podeis leer de un tipo especial de bhacva. Bhacva es actitud muy pura, divina, afectuosa. Hay diferentes tipos: bhacva, vibacva,anubacva,viabhichari-bhava, son tipos y categorías variadas. Lo que quisiera mencionar es sthai-bhava, la actitud invariable. Tenemos la ceremonia griha-stiha – establecerse en propia casa, casarse – staha. Aquí lo mismo es – staha, stahi-bhava –una bhava constante, establecida en permanencia. Habiendo establecido comprensión honda, estable, con fuertes raíces, os vais a quedar  en seguridad, al igual que Bharata Maharj.

(sigue continuacion)

[1] „Shrimad Bhagavatam ” 5.9.1-2

[2] „Shrimad Bhagavatam ” 5.9.3