Archives

Calendar

August 2022
M T W T F S S
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  



Archive for August 5th, 2022

(Conferencia vespertina de Swami Tirtha, el 06.05.2017, Rila)

(continua la conferencia del pasado viernes)

En su ilusión impulsiva Bharata Maharav estaba diciendo:

Lastima! Ahora el crio cierrvo se queda sin protección. Soy tan infeliz y mi mente se pareca a un cazador cobarde, siempre listo a mentira y crueldad. El crio confía en mi, al igual que cada buen humano confía en buen comportamiento, olvidando los traspasos de un  astuto amigo. A pesar de no ser yo digno de confianza,   acaso volveria el crio y recobraría confianza? Habra alguna esperanza en volver a ver ese crio, protegido por Dios , valeroso y sin miedo de tigres y otras fieras? Llegaria yo  a verlo otra vez atravesando la huerta, pastando hierbita fresca?   No lo se, tal vez сlo haya comido un lobo o un perro,  agredido por algún cerdo o por algún  solitario tigre vagabundo? Al salir el sol viene el comienzo de algo favorable. Lastima, nada de favorable para mi. El Dios del Sol es personificación de las Vedas, mientras que yo estoy ajeno a los principios védicos. Ya viene el ocaso y el pobrecito crio que confiaba en mi tras la muerte de su madre, no ha vuelto. Cuando volveria el pobrecito a mostrarme sus travesuras que me traen tanta alegría? Cuando se cobijaría conmigo? Cuando volveria a calmar mi tan sufrido corazón? Sin duda no merezco benediccion, ya que caso contrario el pobrecito ya hubiera vuelto a su cobijo. Mi ciervito jugueton veía mi afectada meditación con ojos cerrados, me rodeaba de cariñosa e iracunda afeccion y apenas si me picaba con sus cuernitos y los picazones eran tan tiernos como las gotitas de la lluvia. Mientras que yo estaba ordenando las ofrendas sobre la hierba kusha, el ciervito estaba jugando sin dejar de pastar  con sus tiernos dientes y de tal modo ensuciaba la hierba. Cuando llegaría a volver por fin? Siempre que yo lo estaba reganando y empujando, se sentaba inmóvil y miedoso, igual al hijo de algún santo.  Este crio ciervo se parece a algún príncipe. Bharata Maharaj seguía hablando y de pronto se ha  levantado para salir. Habiendo percibido en el suelo las huellas del crio, dijo con mucha afeccion: „О, desdichado Bharata , tus renuncios y ofrendas resultan tan insignificantes comparados con lo que ha sufrido el planeta Tierra. Por el ascetismo riguroso, las huellitas de las piernas del pobre crio son tiernos y favorables, quedan impresos en la superficie de este dichoso  planeta. Estas huellitas vienen a demostrarme de que manera mientras yo estaba hundido  y adolorido en mi tristeza, el crio ciervo iba atravesando el bosque ensenandome la manera de recobrar mi  perdido tesoro. Gracias a sus pasos este suelo se ha transformado en sitio conveniente  para bramines ues siguen sus ensueños de planetas paradisiacos o deacceder a la  liberacion para realizar ofrendas a los Demiurgos.” El Maharaj Bharata siguió hablando como algún loco. Habiendo visto las tachas oscuras de la Luna saliente, tachas que recordaban las del crio ciervo, dijo: „Seria posible que kla Luna, tan misericordiosa a los humanos, se haya apiadado por mi pobrecito crio, sabiendo que el crio estaba perdido y huerfanito? Tal vez la Luna lo haya cobijado para protegerlo de horrorosas  agresiones  de leones.   .”[1]

La separación resulta muy dura con la  ardorosa salida del Sol. Esta historia, este cuento, otra historia de separación. Los participantes observan las huellas, dirigen plegarias a la Luna, sufren el dolor de  separarse. La historia siempre es igual – encuentro o separación. En el momento de la separación uno se pone a hablar igual que un loco. Buscando huellas de pasos en el polvo. Los gopys sienten las manos del bien amado como abrazo de serpientes negros. Un abrazo que  corta la respiración. Ya lo podeis imaginar.  Da miedo! Escaparse del abrazo resulta todavía mas doluroso. Y la Luna, la famosa luna que ilumina los caminos de los caminantes nocturnos y sin embargo sopoortando criticas por sus tachas.

„О,esta luna llena esta cubierta de tachas…” Donde queda el enfoque? En las tachas o en la luna llena?

Ya os poneis a verlo todo eso conectado a la persona bien amada. Es natural. En realidad lo hemos buscado expresamente – el Supremo no llegaría a esconderse. Como lograrlo? Perdiendo la razón! Para acceder a un enfoque espiritual de las relaciones amorosas con el Supremo deberimos perder el control. Sin preguntas,  por favor, sin citaciones: Que es lo que podríais perder antes de acceder al control?  No hay modo de perder lo que no se posea. De modo que, la primera cosa es acceder al control de la razón. Luego ya podríais evaluar la situación. En acuerdo con lo que había dicho Shrila Prabhupad:. „Obrar ahora, luego samadhi .” Muy practico..

[1]  Bhagavad Gita 7.19