Archives

Calendar

June 2022
M T W T F S S
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Sharanagati

Collected words from talks of Swami Tirtha




Desconectad por favor los móviles. Nosotros utilizamos un tipo diferente de comunicación  – nuestras mantras. Y no pagamos las cuentas de teléfono. Ya conocéis el viejo y clásico anécdota…Un fulano de tal  que está vagando por Europa, entra en un templo y pregunta al sacerdote: “Mire, yo quisiera hablar con Dios. ¿Puedo usar el teléfono?” El Sacerdote responde:   “Sí, claro, allí está.” Después de un rato el fulano dice:   “He terminado la conferencia. ¿Cuánto le debo? ” “Cien Euros. ” “Está bien, aquí tiene Usted los cien Euros.” Este mismo fulano está vagando por India  y se le ocurre la misma idea:“Me gustaría charlar un rato con Dios. ” Entra en un templo y pregunta al sacerdote: “¿Puedo usar el teléfono? ¿Quisiera hablar con Dios?” Al terminar  la conferencia,  pregunta  “l Cuánto debo pagar?” “Un Euro.” “¿ Un Euro? Pero, ¿cómo  puede ser? En casa, en Europa,¡pagaba cien Euros para la misma conferencia !” Y la respuesta: “Pues mira,  desde aquí la conferencia es local, no es internacional ni interurbana.”

Pues éste el tipo de teléfono que debemos usar.

¿Puedo preguntaros cómo podríais ganar una guerra?¿ Qué es necesario para ganar una guerra?

Hari Lila: Necesitamos inteligencia y armas.

Otro: Necesitamos fe.

Yamuna: Nos hace falta ganar muchas pequeñas batallas.

Ramvidjay: Krishna debe estar a nuestro lado.

Otro: Lo que importa, es la última batalla.

Tirtha Maharaj: Necesitamos tantas y muchas cosas, ¿no? El modo de ganar una guerrea es tener buenos aliados. Sin embargo, habitualmente  al comenzar una guerra la gente suele  acometer  varias veces atacando con violencia, luego se apodera de los puntos estratégicos de la villa , por ejemplo, los centros energéticos, la sede del gobierna y – esto sí es de importancia exclusiva – ¡las comunicaciones! ¡No os olvidéis de la conferencia telefónica local! Las comunicaciones son importantísimas. Es así que se puede ganar una guerra. Y si queremos vencer a nosotros mismos, debemos aplicar  el mismo método: cometer y atacar con violencia contra el falso egoísmo, debemos ocupar y apoderarnos de los puntos estratégicos, de los centros energéticos.  Debemos tomar prasadam – de este modo nos apoderaremos de los centros energéticos del cuerpo. Ejercicios respiratorios – es así que logramos a controlar la mente. Y – ¡la comunicación! Usamos la boca para cantar ensalzando  los santos nombres. Este es el modo de ganar la guerra de la Kurukshetra personal. Descubrid las fuentes de energía, apoderaos de la inteligencia, seguid las instrucciones que vienen del interior – dirigidlas  hacia Krishna, mientras que los medios de comunicación que tenéis – las palabras y los oídos – debéis usar para escuchar el mensaje espiritual y para elogiar.

Y si combatimos por un objetivo divino, nunca debemos renunciar. En la mayoría de los casos no somos combatientes en el sentido clásico de la palabra. Pero cada día o casi cada día debemos combatir – debemos llevar a cabo pequeños o mayores combates, debemos guerrear por tener oportunidad en nuestras prácticas espirituales, debemos proteger a nuestros hijos contra malas influencias, luchamos por el triunfo del espíritu sobre el materialismo, combatimos contra la falta de fe y llevamos a cabo tantas  y muchas otras  pequeñas batallas.

En el nivel material, la gente cree que   ”vencer” significa  „aplastar al otro” – una de las partes gana, la otra no. Sin embargo, desde el punto de vista espiritual, la alternativa espiritual sería  que ambas partes ganen. De modo que, si debéis tomar parte en semejantes pequeñas contiendas, tratad de llevar a cabo vuestra guerra de tal modo que finalmente puedan ganar ambas partes. No olvidéis que a veces la victoria resulta la mayor derrota. Y una victoria con exterminio – ésta será la más grave pérdida.

Después de esta conferencia es probable que penséis: el Bhakti Yoga es un tipo de  formación marcial,  una religión marcial o militar. ¡Os digo que no lo es! Porque Mahaprabhu, el Dios de Oro, El Avatar de Oro ha venido como un guerrero en secreto. No ha usado sus armas abiertamente y además, su  arsenal  de armas ha sido muy especial. Por ejemplo, una de sus armas ha sido el nombre santo. Un arma interesante, ¿no? El nombre santo como meditación personal, como mantra. Ya sabéis,  los combatientes tienen sus mantras –  “Mátalo! ¡Aplástalo ” – éstas son  sus mantras. Recientemente he visto una película documental sobre la guerra en Irak, resulta horrible escuchar las mantras que se les  clavan e inculcan  en las cabezas de estos jóvenes latinos y negros de América para que sigan matando a los árabes. La mente de los soldados está totalmente controlada por “mantras“  aplastantes, agobiadoras y asesinas. Mientras tanto, ¿cuál ha sido la mantra de Mahaprabhu destinada a sus combatientes espirituales?“¡Hare Krishna! ¡Hare Krishna!” Ella también se apodera de la mente, pero¿ cuál es su significado? “О,  Señor mío, te ruego, ¡déjame servirte, déjame servirte  !” No hay que asombrarse pues si El lo toma en serio.

Y después de todo, el arma exterminadora de Mahaprabhu ha sido el movimiento Sankirtan –   la ofensiva de Su ejército: centenares de devotos dedicados, armados con mridangas , parecidas a cañones. Y enormes karatales que hacían un ruido inimaginable. Y los danzarines que hipnotizaban al público. Este era pues el ejército de Mahaprabhu. Pero tenía también un arma secreta. Su arma secreta era la mahaprasadama. De nuestros días se usan también armas químicas, intoxicando o envenenando  por ejemplo las aguas de una villa. Del mismo modo, algunas gotitas de néctar en las aguas potables de Sofía podrían embriagar a todos. Así  pues el prasadam, o sea la misericordia divina  es como un armamento químico en contra la ilusión en el cuerpo. Y expresándolo con palabras más sencillas  – el Bhakti Yoga significa un cuerpo lleno hasta la coronilla con prasadam. Y desde allí hacia arriba hay que completar  con  mahamantra. Es el triunfo rotundo. No cabe lugar de ilusión.

Así es que se lleva a cabo ka guerra de Mahaprabhu. Todo y cada uno debe estar harto de sentido espiritual. Debe dirigirse llamamiento a toda la energía divina – ésta debe llenar el cuerpo y la mente  y la respuesta será la devoción dedicada.

Y entonces, ¿ es buena, es justa y hermosa una batalla semejante? Sí, Mahaprabhu es un héroe maravilloso… Un héroe encantador..

 



Leave a Reply