Category RSS

Calendar

April 2018
M T W T F S S
« Mar    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Sharanagati

Collected words from talks of Swami Tirtha




sunrise

“La mantra Rig Veda dice: “Om tad visno paramam padam sada pasyanti suraya diviva caksur atatam”. Los divinos pies de nuestro santo Dios son como el sol encima de nuestras cabezas. Sus santos pies son como el ojo vigilante de un grandioso Protector y brillan como el sol, así es que estamos viviendo vigilados por el ovo protector. No nos interesa la realidad objetiva sino la subjetiva. Siempre debemos aspirar en la realidad subjetiva, no en la objetiva. Nunca debemos pensar: “Tengo suelo firme debajo de mis pies; soy grande, soy fuerte y voy a permanecer erecto y de pie.” Debemos pensar más bien: „Encima de mi conciencia está la superconciencia; el ojo vigilante y protector me está observando siempre. Estoy viviendo observado por aquel ojo protector.” Todo nuestro soporte no proviene desde abajo sino desde arriba. Él es nuestro asilo. Nosotros vivimos suspendidos desde aquel mundo verdadero y superior en el que El está morando; Nuestro soporte se halla allí, en aquel mundo, debemos recordarlo siempre.”[1]

Swami Tirtha: Aquí nos referimos a dos temas importantes: la realidad objetiva y la subjetiva. El modo de hablar de Shrila Shridhara Maharaj es muy especial, es poco usual. Debemos comprenderlo correctamente. Habitualmente nos han ensenado que debemos tener visión de la realidad objetiva o sea: „Yo soy el centro, yo estoy observando todo a mi derredor. Este es el mundo objetivo y yo soy el sujeto que lo está observando.” Por lo tanto el modo de hablar de Shrila Shridhara Maharaj es totalmente diferente. A veces el método de revelar lo oposito o de observar una situación desde diferentes puntos de vista nos trae nuevo tipo de comprensión. De igual modo, cambiando nuestra propia visión desde la parte objetiva o subjetiva – tendremos una imagen más completa para abarcar la realidad. Puesto que se ha dicho: „Yo soy el objeto observado. No es cierto que „yo estoy observando a Dios”, sino que Él es el centro. Él es la realidad súper subjetiva y El está observando su derredor.”

Frecuentemente estamos hablando del egoísmo. Estáis pensando que bajar la cabeza algunas veces, ya es suficiente. No es suficiente por lo tanto. Debemos cambiar radicalmente de visión, debemos estar en medida de abandonar el falso concepto que somos el centro del universo y que estamos observando lo que ocurre a nuestro derredor. Debemos comprender más bien que existe alguien que está observando. Dios es el sujeto. El está mirando a su derredor y a nosotros, como a cualquiera y claro que está observando todas las cosas de este mundo y nosotros no somos más que objetos de Su observación. Es un problema muy fino, de importancia exclusiva. No soy yo que viene al templo para mostrarme, para ser visto por El. Yo no soy el centro. Él es el centro. De tal modo podemos ya cambiar nuestro concepto subjetivo y egocéntrica con otro – Él es el centro, Él nos está observando.

También se ha mencionado que nuestro soporte no se halla abajo sino que viene desde arriba. La teoría de la evolución afirma que las partículas materiales van reuniéndose y que en fin de cuentas el lodo se pone a pensar y a sentir. Suena bien! Creo que este concepto nos quita la razón, afirmando que las partículas se reúnen por casualidad para formar vuestras propias personas, por ejemplo. Tratad de imaginar cómo alguien se pone a montar diferentes partes y elementos en medio del vacío. Cuanto tiempo hace falta para montar un ordenador por casualidad? Esto es seguir pensando que el soporte esta debajo de tus pies – que sois el fruto, el resultado supremo de algo grandioso. Nosotros también creemos en la evolución, sin embargo creemos en la evolución espiritual – creemos que existe un manantial y que dependemos de una realidad superior. Naturalmente, no estoy criticando las teorías científicas, puesto que es un tema para los científicos. Ellos están afirmando que lo grueso puede llegar a producir lo refinado. De igual modo podemos afirmar: no, lo refinado puede llegar a producir lo grueso. Con igual razón podemos este punto de vista. A esto se le llama teoría de la saturación. Lo refinado se pone a coagular y llega a espesarse, a saturarse.

Sea lo que fuere, resulta bien estar dependiente de una base material. Puesto que, habiendo comprendido que nuestro yo material, nuestro cuerpo pertenece a la materia cósmica, este concepto nos va a ayudar en adaptarnos convenientemente en nuestro medio ambiente. Sin embargo, habiendo comprendido que pertenecemos a una realidad superior, este concepto nos va a resultar más vivificador.

 

(Sigue continuación)

[1]De The Loving Search for the Lost Servant por Shrila Shridhara Maharaj



Leave a Reply